Coste de la vida NUEVA DELHI 2017

Dotación: 24.000 €. Da para vivir bien, salir a cenar a menudo y viajar mucho.

OFICINA: Situada en el número 48 de Hanuman Road, Connaught Place. Es una de las zonas más céntricas de la ciudad con multitud de restaurantes y mercados cerca. Compartimos edificio con el Instituto Cervantes. Hay bastante trabajo, alguna vez nos hemos tenido que quedar un poco más en la oficina para terminar algún servicio personalizado. Pero no es lo habitual. El ambiente en la oficina es muy bueno. Personal: 5 becarios Icex, 1 becario gobierno vasco, 1 becario de Valencia, 2 consejeros, 1 agregado comercial, 1 analista de mercado, 1 contable, 2 administrativos y personal vario (y entrañable) de limpieza. Previsiblemente los consejeros cambiarán a finales de agosto de este año.

Horario actual: 9:30 a 18:00 de lunes a jueves. 9:00 a 15:00 los viernes. Si se trabaja bien los consejeros son bastante permisivos a la hora de compaginar horarios con los viajes.

India tiene dos oficinas comerciales, la de Nueva Delhi y la de Mumbai. Por lo tanto, los sectores están divididos según la oficina. En Nueva Delhi llevamos: energía, agua, infraestructuras del transporte (metro, ferrocarril, carreteras), agroalimentario, promoción comercial e inversiones, así como Bangladesh, Nepal, Sri Lanka y Maldivas.

La pregunta del millón ¿Qué hacen los becarios en las oficinas comerciales? Las tareas a realizar varían mucho entre cada oficina e incluso puede cambiar mucho de un año a otro. En general los becarios realizan un par de estudios de mercado (puedes encontrar ejemplos en la página web del Icex), realizan servicios personalizados y resuelven las consultas realizadas por empresas en temas como impuestos, aranceles y otras consultas varias que puedan surgir. Los servicios personalizados dan mucho trabajo, pero también es donde más aprendes. Los más habituales son el de ‘identificación de socios’ y ‘agendas de reuniones’.

Es muy importante recordar que las tareas de cada perfil las asignan los consejeros cada año y de hecho lo normal es que varíen para adaptarse al perfil profesional de los becarios. Este año se han distribuido así:

Los dos becarios Comex se encargan de la parte de alimentación que incluye comida (alimentos frescos y elaborados) y bebidas (alcohólicas y no alcohólicas). También se encargan de la parte de promoción gastronómica. Son los que más consultas y servicios personalizados realizan. Su responsable es el agregado comercial.

La becaria TIC da soporte a las oficinas de Nueva Delhi y Mumbai, por lo que realiza tres viajes al año a Mumbai. Además, también se encarga de la comunicación de la oficina en las redes sociales y del sector tecnológico. También es la responsable de Nepal, por lo que tiene que actualizar la ficha ejecutiva del país y resolver todas las consultas sobre el mismo. Y este año se ha encargado también de la parte de ‘Invest in Spain’. Además, como todos los becarios realizará un estudio de mercado, que aún está por definir.

Becario proyectos: Se encarga del sector de energías y agua. En la actualidad India está invirtiendo mucho en energías renovables, por lo que hay mucho movimiento en este sector. Además es el responsable de Sri Lanka, por lo que se encarga de actualizar la ficha ejecutiva y de resolver las consultas relativas a ese mercado.

Becario inversiones (el año que viene será Comex): Resuelve consultas sobre inversiones en el país e impuestos. También ha realizado servicios personalizados y actualiza la ficha ejecutiva de la India. No tiene ningún sector específico asignado, pero este año va a actualizar el estudio del sector eólico.
Becaria del gobierno vasco: Se encarga del sector de infraestructuras del transporte (principalmente ferrocarril, debido a su importancia) y de Bangladesh (ficha ejecutiva y consultas).

Becario del IVACE: Llegará a la ofecome a mediados de año, por lo que aún no sabemos cuáles serán sus tareas.

CASA: En general todos los expatriados viven en el sur de la ciudad. Cuatro de los cinco becarios Icex + la becaria del gobierno vasco, tenemos 2 pisos, de 2 y 3 habitaciones, que se han ido heredando durante los últimos 5 años. Se suele tardar entre 1 y 2 meses en encontrar un piso, es necesario contratar (y pagar) a un bróker y es un verdadero quebradero de cabeza. Por experiencias de otros españoles en Delhi, podemos decir que buscar piso es bastante complicado y una experiencia a evita. Es muy habitual, que por una cosa o por otra acabes teniendo problemas. Un becario de este año encontró, a través de un amigo de un amigo, un piso compartido (con una española periodista y un indio que creció en EEUU). Estándares occidentales, en una de las mejoras zonas residenciales de la ciudad (Greater Kailash I) y a precio más que razonable (22.000 rupias al mes).

Hay dos pisos que se han ido heredando de generación en generación:

El piso para 2 personas, que cuenta también con una tercera habitación para invitados, armarios extra, etc, está situado en Hauz Khas Village, el barrio moderno/cool/artístico de Delhi. Bajando a la calle, a exactamente tres minutos andando, encuentras cafeterías, bares y restaurantes con rooftop y diseños que realmente no tienen nada que envidiar a sus congéneres más estilosos en Europa. Además, hay también dos galerías de arte, pequeñas boutiques de ropa y varias tiendas de antigüedades en la zona, así como dos bonitos y grandes parques donde suelen ir parejas y grupos de amigos a pasar la tarde (y echarse una infinidad de selfies), así como gente que sale por las mañanas a andar, correr o hacer clases colectivas de yoga. Realmente estos parques son uno de los pocos remansos de tranquilidad y silencio que se pueden encontrar en Delhi, por lo que tenerlos tan cerca de casa al final es algo que se termina agradeciendo. La mensualidad total del piso son 16.000 rupias por persona, más unas 3.000 rupias a compartir que incluyen todos los gastos de electricidad, agua e internet. A ello se suma la maid, una chica que se encarga de limpiar toda la casa, hacer la colada y fregar los platos y demás seis días a la semana (de lunes a sábado) por sólo 4.000 rupias. El coste final total es muy interesante, permitiéndote ahorrar bastante cada mes con el importe de la dotación. La fianza es igual al importe de una mensualidad. El edificio tiene también una amplia azotea o rooftop, muy recomendable para subir a tomar unas cervezas al atardecer o montar alguna que otra fiesta disfrutando del cielo abierto. En el edificio viven indios y en la última planta, dónde se encuentra el piso, otros expatriados europeos también. Este piso es “más indio” en cuanto a diseño que el otro de tres personas pero, la verdad que es amplio, limpio y con tres aires acondicionados, por lo que la estancia en el mismo al final resulta agradable de igual forma, con una relación calidad/precio muy buena. Las dos habitaciones principales cuentan con baño individual, además de la habitación extra para invitados u otros usos, amplio salón, cocina equipada y pequeña terraza en el salón. Resaltar también que los caseros son muy buena gente, realmente acogedores y siempre están ahí para cualquier problema que pueda surgir. Este piso está a unos 15 minutos del metro más cercano, pero a lo largo de 2017 se prevé la apertura de una nueva parada de metro a menos de 5 minutos. Posibilidad de heredarlo, con todos los muebles y equipamiento, directo para aterrizar en Delhi y entrar a vivir, lo que es altamente recomendable por la cantidad de problemas que te quitas de encima y lo relajado que llegas al país sabiendo que tienes casa ya.

El piso de 3 habitaciones está en Hauz Khas Enclave, a menos de 10 minutos andando de la parada de metro que te lleva directo a la oficina. Es una zona más tranquila y residencial. Es más nuevo y de estilo más occidental (con baños Roca y parquet). Formado por un amplio salón (ideal para fiestas en casa), 3 habitaciones con sus respectivos baños y cocina. Está a 10 minutos andando del mercado de Hauz Khas, donde se puede encontrar de todo y también muy cerquita de bares y restaurantes con rooftops con mucho encanto. Además Hauz Khas Village no está lejos. La mensualidad total es de 24.000 rupias cada uno + gastos. Aire acondicionado se alquila aparte. También hay posibilidad de heredarlo, también amueblado. Fianza de 72.000 rupias por cabeza.

Ambos pisos están cerca de la línea de metro. Se suele tardar unos 45 minutos hasta la oficina. Otra alternativa es ir en UBER, el coste suele rondar las 150 rupias (aprox. 2 euros) y se llega en media hora, aunque depende mucho del tráfico.

GASTOS DE LUZ, AGUA Y GAS: En general rondan las 1.200-1.500 rupias por cabeza (en verano se espera que suba hasta las 2.500 rupias por el A/C). Agua para beber (1 garrafa de 20 litros) 100 rupias y te las llevan a casa (bendita cultura del home delivery).

MAID: En Delhi, los becarios contamos con la ayuda de indios que vienen a nuestras casas a echarnos una mano con la limpieza, comida, lavado, planchado … Varios de ellos llevan ya años trabajando con españoles y te hacen tortilla, croquetas, gazpacho o lentejas que te chupas los dedos. A nosotros nos cobran entre 5.000 y 6.000 rupias al mes (el precio para indios es más bajo) y te facilitan mucho la vida.

INTERNET/TV: Los becarios de este año no tenemos TV. En el piso de 3, tenemos contratado internet con Airtel (1.350 rupias al mes aprox.) con velocidad aceptable. En el piso de 2, internet está incluido en el precio y funciona bien.

MÓVIL: Los principales operadores son Airtel y Vodafone. Los de Vodafone son un poco piratillas y nos han dado muchos problemas con el tema del visado. Con Airtel no tienes esos problemas aunque la cobertura es peor que la de Vodafone.

BANCOS: Ninguno de los becarios se ha abierto cuenta bancaria india. Utilizamos cuentas de EVO o Abanca. El único problema que hemos tenido es que al ser cuentas internacionales hay ciertas operaciones que no puedes hacer, como comprar billetes de tren/avión en algunas páginas web o pagar facturas por internet. Se aconseja ser precavido cuando se de la tarjeta para pagar y así evitar que te hagan un duplicado de la tarjeta (a un becario le ha pasado este año) o que te estropeen el chip. Además, también es buena idea venir con dos tarjetas. Si se pierde la tarjeta o se estropea, tarda mucho en llegar desde España.

ROPA: La ropa en general es barata. Tienes varias opciones:

a) Mercados. Hay varios mercados en Delhi, como Paharganj o Lajpat Nagar. La ropa que se encuentra en estos mercados es muy variada, desde ropa de deporte hasta ropa hippie. Los precios son baratos, entre 200 y 700, dependiendo de la prenda y de la calidad. Recomendamos analizar bien las costuras y probárselo, aunque en un primer momento os dirán que no, pero hay que insistir. Insistiendo se consigue todo en India. Si no hay suerte, los arreglos en un sastre no suelen pasar de las 250 rupias (existen sastres para pequeños arreglos en cada mercado y se recomienda tratar de regatear también). Hay muchas prendas que traen taras, así que hay que estar pendiente y pensar que te lo llevas por un precio muy bueno.

b) La ropa de marca india. Hay tiendas como Pantaloons o Fabindia, donde puedes comprar ropa decente y de calidad media/buena a precios asequibles (a veces rozando el precio europeo, dependiendo de la prenda y de la calidad). Por ejemplo, pantalones sueltos para ir a trabajar unas 1500 rupias o una camisa holgada unas 1000 rupias. Aquí no se regatea, son precios fijos.

c) La ropa de marca occidental. Prácticamente todas las marcas, Mango, Zara, Levis, Pepe Jeans, Tommy Hilfigher, Benetton, Adidas, Nike, H&M están aquí instaladas. Por lo general, aunque depende de la política de la marca, los precios son similares a Europa. Zara es bastante más cara.
Para las opciones de ropa B y C hay varios malls, como Select CityWalk, DLF Saket o DLF Promenade Vasant Kunj.

d) La ropa a medida. Esta es otra opción, que aunque requiere ya de cierta experiencia en el país, es la mejor en relación calidad/precio. Puedes hacerte una camisa de lino a media por unos 25-30 euros. Los resultados dependen de la calidad del sastre y de la tela, aunque suelen ser satisfactorios.

Nota sobre la ropa: El agua de Delhi es muy mala y los sucesivos lavados se van a notar en la ropa que uséis todos los días, que se irá desgastando rápidamente y se rompe mucho antes que en España. Tened esto en cuenta a la hora de planificar la maleta o a la hora de plantearos comprar cara ropa de marcas occidentales aquí. Además, las prendas se ensucian y se estropean más rápido por la contaminación y la propia suciedad de la calle. Un consejo a la hora de hacer la maleta: asumid que la mitad de vuestra ropa no va a volver.

Nota para mujeres: Parte de la adaptación a India implicará que un buen día os sorprenderéis a vosotras mismas delante del armario pensando en si la ropa que os vais a poner enseña mucha piel o no. Vais a llamar mucho la atención por la calle y si sois de las que os incomodan las miradas, considerad traeros ropa que tape. Os seguirán mirando, pero menos. Si viajáis a sitios como Goa, no hay problemas en llevar lo que queráis e incluso veréis que en Delhi las indias llevan mini faldas de infarto, pero sólo en ciertos sitios de fiesta cerrados y desde luego no para andar por la calle. En las zonas musulmanas, como Old Delhi, os sentiréis más cómodas con pantalón largo y los hombros tapados. Dicho esto, nadie os va a decir nada por vestir como queráis, ni pasa nada, simplemente que os podréis sentir más incómodas por las miradas.

CALZADO: Al contrario que la ropa, los zapatos son muy caros y de bastante mala calidad. Los zapatos de mejor calidad los venden marcas como Woodland, Nine West o Clarks, pero a precios bastante caros que en ocasiones no se reflejan en la calidad del zapato. Tanto Bata como Aldo están presentes en India. Se recomienda traerse el calzado desde España. El calzado de mercadillo, aunque puede parecer bueno o decente a primera vista, se acaba rompiendo enseguida. Al final merece la pena gastarse más dinero y que dure. También existe la ropa de comprar los zapatos por la tienda online de Ajio, funciona bastante bien y a pesar de no ser una calidad buenísima aguantan y no son caros.

Nota para ellas: Los tacones en esta ciudad se pueden usar (y se usan), pero no resultan la opción más cómoda por el estado de las calles. Si vais a traer tacones para diario y tenéis opción de elegir, traed tacones anchos o corridos.

CESTA DE LA COMPRA: Hacer la compra es, dependiendo del producto, más barato o más caro que en España. Como norma general, producto “made in India” = Barato, importado = Caro (a veces más caro que en España). Productos como las verduras y hortalizas están tiradísimos de precio. La fruta depende de si se produce aquí, como la piña o el mango, o si es importada, como las granadas o el aguacate.

APPS: Las aplicaciones te salvan la vida en la India. Aquí van las más útiles que hemos usado este año:
• Uber: Para coger taxis baratos e incluso alquilarlos durante el día para hacer turismo.
• Ola: Igual que Uber, pero un poco más caro. La ventaja es que puedes coger rickshaws por el precio del meter y ahorrarte tener que negociar con ellos.
• Zomato: restaurantes y bares de copas, con ratings, opiniones, precios aproximados, happy hours, etc.
• Tinder: ver sección ligar.
• Tunnel Bear: VPN para “engañar” al móvil para que piense que estás en España y te funcione Spotify y otras apps.
• Fitpass: Una forma muy económica de hacer ejercicio. Es una app que te permite, por 2.500 rupias trimestrales (35 euros) acudir a una gran variedad de gimnasios, centros de baile y de yoga. La única condición es que no puedes repetir el mismo sitio más de 5 veces en el mismo mes.
• Events High: Para enterarte de la mayoría de eventos que suceden en Delhi grandes y pequeños (fiestas, workshops, comida, planes al aire libre, arte, cultura, shows, etc)

ALCOHOL: En general el alcohol es caro. El vino nacional es muy malo y el importado es carísimo (el arancel del vino es del 150%). La cerveza nacional está bastante bien (Kingfisher) y hay multitud de marcas internacionales (incluso Mahou). Si compras una botella de un litro de cerveza en una licorería sale entre 100 y 150 rupias (1,5 – 2 euros). En un bar sale entre 200 y 400 rupias. Lo que encarece mucho el precio son los impuestos, en Delhi lamentablemente son bastante altos. Cada estado tiene sus propios impuestos por lo que en los viajes dentro del país nos estamos llevando muy gratas sorpresas. Aunque esas diferencias podrían cambiar con la implantación de un mismo IVA para todo el país (GST) que “previsiblemente” se implantará este año (ya veremos si no se retrasa).

Para los espirituosos, la oferta de alcohol que podéis encontrar es peor y bastante cara. Se puede clasificar en tres tipos: bebidas espirituosas locales, muy baratas pero de dudosa calidad (principalmente vodka y whiskey, aunque tiene su grupo de fans, las resacas son curiosas), marcas conocidas baratas (vodka y whiskey, 0,5 litros por 5 euros) o marcas conocidas caras (en India todo se puede encontrar, depende de lo que quieras pagar).

Tomar cubatas en pubs o bares tiene, por consiguiente, un precio mucho mayor. Normalmente la copa vale sobre 350 a 500 rupias (5 – 7 euros), pero siempre las ponen con medidor y su capacidad es 30ml, lo cual es nada. Si quieres tomarte un cubata normal tiene que ser doble, con lo que el precio se te duplica. En las discotecas de los hoteles los precios se disparan… 10€ el cubata. A pesar de estos precios los becarios nos gastamos poco dinero en alcohol en discotecas…las ventajas de ser extranjero en la India.

TABACO: las marcas nacionales son más baratas. Una cajetilla de tabaco cuesta entre 200 y 300 rupias. El tabaco de liar es muy poco común y por lo tanto es un poco más difícil de conseguir. Liarse un cigarro en un bar puede llevar a momentos incómodos ya que puede pensar que te estás haciendo un cigarrito de la risa.

OCIO: Como capital de un país que es, Delhi tiene una oferta más que aceptable. Desde multitud de cines (por 4 euros puedes ver una película en un sillón como el trono de un rey) hasta una gran variedad de sitios con música en directo (en algunos todos los días). El Instituto Cervantes y la sección cultural de la embajada están muy activos, nosotros estamos suscritos a la newsletter mensual que te avisa de todo lo que hacen (también hay centros similares que merece la pena seguir en Facebook como Alliance Française o Istituto Italiano di Cultura). Hay eventos deportivos (Criquet, hockey, ½ Maratón), conciertos (aunque no os esperéis gran cosa- este año Justin Bieber ha sido el único artista/grupo famoso internacional en venir). También hay espectáculos de Bollywood, exposiciones, teatros semi-profesionales, así como eventos de diversa índole la mayoría de fines de semana. No hay una zona específica de marcha (aunque Hauz Khas Village destaca por la cantidad de bares y pubs) pero hay garitos sueltos. Mercadillos de todo tipo y Centros Comerciales donde puedes encontrar de todo. Cuando llega el buen tiempo se organizan pool parties, se puede hacer brunch en hoteles con piscina, se hacen fiestas en los rooftops de las casas…

DEPORTE: El precio de los gimnasios es muy similar al de España, un gimnasio aceptable ronda los 30-40 euros y un gimnasio estilo europeo suele costar 60-70 euros. El nivel de la música es bastante alto, es incluso recomendable ir con tapones para los oídos para mantener a salvo tus tímpanos. La limpieza en los gimnasios más baratos suele ser un poco deficiente.

VIDA NOCTURNA: Hay muchos bares y pubs que están abiertos desde las 21:00 horas hasta la 1 de la mañana los 7 días de la semana. Suelen ser locales muy nuevos por lo que están muy bien montados. Después de la 1 están las discotecas de los hoteles de cinco estrellas (son bastante caras) o las after party en casas privadas (la opción más recomendable).

A pesar de que los precios no son más baratos que en España, salir de fiesta en Delhi (para los extranjeros) no es caro. Siempre hay algún RRPP dispuesto a invitarte a alguna fiesta con alcohol a cuenta de la casa. Este año solemos salir de fiesta entre 2 y 3 veces por semana y no es raro que lo único que pagues sea el tuk-tuk de vuelta a casa.

Cuando comienza a hacer calor de verdad también son muy comunes las pool parties en hoteles de lujo: piscina + alcohol + comida. Normalmente se celebran los domingos y puedes ir gratis si te haces colega de un RRPP (benditos RRPP!!). Sin duda son el mejor fichaje que hayamos podido hacer. Existe la opción de heredar los RRPP ;-)

El ambiente de los pubs y discotecas suele ser muy bueno y con una gran presencia de extranjeros. Los locales suelen tener que pagar entrada por lo que no todo el mundo se puede permitir ir a estos locales.

No obstante, para algunos, las fiestas organizadas por los RRPP pueden llegar a ser algo repetitivas tras algunos meses. Mismos lugares, misma gente… El mejor antídoto para encontrar otras alternativas, es tener amigos locales en otros círculos.

LA MARAVILLOSA AVENTURA DE LIGAR (O NO) EN LA INDIA:

a) Heterosexuales

- Mujeres: ligar en India es bastante fácil, teniendo en cuenta que en la sociedad india hay bastante represión sexual tanto para ellos como para ellas. Además, tienen una especie de obsesión por la piel blanca (aplicable tanto a hombres como a mujeres). Hay que tener cuidado porque la situación de la mujer es complicada (ver seguridad en la India). Pero se puede encontrar gente abierta de mente y respetuosa, tanto indios como extranjeros. Una opción es Tinder. Recomendamos precaución porque hay perfiles falsos y salidos varios rondando, pero hay que cribar de forma inteligente. La verdad que Tinder es un entretenimiento, las descripciones y las fotos de los indios son muy divertidas. Otra opción es en bares o discotecas, siempre con precaución. Por supuesto nada de besos o ir de la mano por la calle, especialmente para evitar miradas incómodas. En los parques de Delhi abundan las parejas que intentan saltarse estas normas sociales y, en principio, no hay problema. Pero como siempre, cuidado, también hay mirones o gente peor por esos lugares.

- Hombres: la comunidad de expatriados es muy grande en Delhi, por lo que no faltarán oportunidades de conocer chicas de casi cualquier país del mundo, incluso de Latinoamérica. En cuanto a las chicas locales, tus opciones se limitarán a chicas con educación universitaria (y si han vivido en países occidentales mejor). Suelen tener una mentalidad más abierta y por lo tanto las relaciones son más fáciles. De todas formas, como todo en la India, las cosas suelen ir más despacio y las relaciones no son una excepción. Ser extranjero juega claramente a tu favor, pero las chicas indias esperan que el chico sea muy atento, detallista y que pague la cuenta. La forma más fácil de conocer chicas indias es a través de Tinder. En pub o discotecas es un poco más complicado porque las chicas salen siempre en grupos mixtos muy cerrados, en el que los chicos suelen marcar mucho las distancias. Aunque ¡todo es posible en la India!

Disclaimer: Las opiniones aquí vertidas son conclusiones en base a experiencias personales de los becarios. Pero se debe tener en cuenta que son generalizaciones, por lo que es posible encontrar personas que no encajen en la norma general. Sobre todo en un país tan diverso como la India.

b) Homosexuales: Este año no hemos tenido experiencia en este ámbito, pero por lo poco que hemos podido ver la homosexualidad aquí sigue siendo tema tabú, excepto en ciertos círculos sociales muy reducidos. No se ve por la calle pero se sabe que existe. Por lo que nos han comentado algunos homosexuales, sí que hay oportunidades de mojar.

TRANSPORTE: Diversas y baratas opciones para moverse por Delhi, aunque andar no es una de ellas (el concepto de acera no ha calado todavía). Al trabajo solemos ir en metro (20 rupias el trayecto), tardamos 45 minutos hasta la oficina. El metro suele ir muy lleno aunque con el espacio personal suficiente. Hay un vagón especial sólo para mujeres en la parte delantera que suele ir más vacío.

Lo que más estamos utilizando este año es UBER y OLA (la versión india de UBER). No es caro y te salvan la vida. Aunque a veces te hagan vivir situaciones “curiosas” en general es el medio de transporte más seguro y cómodo. Desde los pisos hasta la oficina suele costar unas 150 rupias (2 euros). Recomendable para distancias de más de 15 minutos. Nunca hemos cogido taxis que no fueran de OLA o UBER.

Para desplazamientos cortos lo mejor es el rickshaw (comúnmente conocido como tuk-tuk). Es una manera bastante divertida para desplazarse dentro de un barrio, aunque a veces puede ser un poco peligroso. En otras ciudades como Mumbai, el conductor pone el ‘meter’ (taxímetro) siempre. No es el caso de Delhi. Lo normal es acordar el precio antes, aunque por la noche estás bastante vendido e intentan aprovecharse.

Cuando viajéis por India descubriréis que algunas ciudades todavía no tienen UBER/OLA, por lo que lo más recomendable son los pre-paid taxi. Son más caros pero son seguros y los precios están fijados por el gobierno, por lo que no hay posibilidad de que te timen.

VIAJES: El gran punto fuerte de este destino: Los viajes! India es un país enorme como una gran diversidad cultural, y en el que descubrir cada ciudad es toda una aventura. Las posibilidades para viajar desde Delhi son muy variadas y baratas. Viajar en tren y autobús es la opción más barata con diferencia. A demás se pueden hacer viajes de media distancia por la noche que te permiten aprovechar bastante bien los fines de semana o puentes, sin perder tiempo viajando de día.
En tren se puede visitar gran parte del norte del país, entre otras cosas, todo el Rajastán. Barato y caótico pero funciona bastante bien. Solemos viajar en clase 2 con A/C. Aunque uno de los becarios ha viajado en 3ª (y sigue vivo), el resto no lo tenemos tan claro. Un trayecto en Sleeper de 17 horas son unas 400 rupias y el mismo trayecto en Primera clase son unas 1.800. El tren es muchas veces la mejor opción, pero en algunas épocas del año y según los trayectos hay que cogerlos con mucha antelación, ya que no suelen quedar plazas. Hay cuatro formas para extranjeros de comprar billetes de tren:
• La página oficial de Indian Railways: Sólo admiten tarjetas indias. Por lo que este año hemos tenido que usar una de las siguientes alternativas para comprar los billetes de tren.
• Agencia de viajes: Nosotros usamos Aerotrek, que funcionan muy bien y tienen una comisión de 150 rupias por trayecto y persona. Hay que pagarles en efectivo, pero son muy eficientes.
• Clearmytrip: La única página web que te permite pagar con tarjeta extranjera. También cobran una comisión, pero es menor. Registrase es un proceso largo y complicado, pero merece la pena. En este enlace se explica el registro: http://www.indiamike.com/india-articles … rom-abroad
• Oficina de turismo para extranjeros: Se encuentra en la segunda planta de la estación de Nueva Delhi y está abierta 24×7. La Indian Railways reserva una cuota para turistas, por lo que si no encontráis billetes en las opciones anteriores, puede que aquí si queden. Sin embargo esta opción implica esperar durante horas en la oficina (hasta 6 horas) e ir cada viajero personalmente con su pasaporte. No valen fotocopias, ni comprarlo por otra persona.

Para viajes cerca de Delhi (Jaipur, Agra y Rishikesh), hemos alquilado un coche con conductor. Si sois 4 ó 5 es bastante económico. Suelen intentar que cojas un guía, pero la verdad es que no merece la pena, te acaba haciendo perder el tiempo visitando tiendas de souvenirs.

Para media distancia una buena opción es el avión. Suele haber vuelos baratos para moverse dentro del país y hacer escapadas de fin de semana. Hasta ahora lo hemos utilizado para ir a Calcuta, Darjeleen, Mumbai, Goa, Kerala y Varanasi.

También hemos probado a viajar en autobús. Es una experiencia bastante interesante aunque normalmente lo utilizamos como último recurso en caso de que no haya otra alternativa. La experiencia del autobús consiste en un cubículo con cama en el que caben dos personas con algo de roce y en el que los botes de la carretera hacen que parezca una montaña rusa.

Los viajes internacionales que hemos hecho han sido: Tailandia (230 €), Nepal (150 €), Kazakstán (250 €), Myanmar (450 €), Corea (480€) y Sri Lanka (300 €).

SEGURIDAD: Aquí vamos a diferenciar entre becarios y becarias.

Para un chico, la India es un país súper seguro. No hay criminalidad callejera (atracos, robos, etc.). La sociedad india es muy respetuosa y más si eres extranjero. Es probable que en algún momento se intenten aprovechar pero eso es parte del juego. La mayoría de los delitos no son violentos, duplicado de tarjeta, etc. Lo más peligroso que te puedes encontrar en Delhi son los perros callejeros. Durante el día no hay problema, pero por las noches a veces se ponen un poco nerviosos, por lo que es recomendable ser precavido.

Para una chica, la cosa cambia. Por nuestra experiencia personal no hemos tenido ningún susto, ni momento en el que nos sintiéramos inseguras, pero conocemos la realidad de la India, lo que hace que siempre estés con la mosca detrás de la oreja y tomes ciertas precauciones. Con tener un poco de sentido común y no andar sola por la noche por la calle, si se sale coger un Uber y evitar ciertas zonas aisladas y menos “occidentales”, no debería haber ningún problema. Siempre existe la posibilidad de llevar un spray de pimienta, que no sólo protege contra un posible “susto”, sino también contra el ataque de algún perro por la noche. A la hora de viajar, se ha de tener en cuenta que viajar a zonas rurales sola es un riesgo y hay que saber si se está dispuesta a correrlo, especialmente si se viaja en un tren o bus nocturno. Por lo demás, no creo que sea un motivo para no venir a Delhi como mujer.

CLIMA: Se necesita un abrigo de diciembre a febrero, el resto del año calor y mucho. Marzo y abril las temperaturas son agradables y por la noche refresca un poco. A partir de mayo llega el calor de verdad, hasta ahora hemos alcanzado máximas de 48ºC y mínimas de 30ºC. Lo bueno es que no hay nada de humedad por lo que se hace un poco más fácil. Ya veremos cuando llegue el monzón (normalmente durante los meses de julio y agosto).

IDIOMA: En general se puede sobrevivir con el inglés. La gente con educación formal habla un buen inglés y no es raro encontrarse indios hablando con un perfecto acento británico. Sin embargo, hay mucha gente que no ha tenido acceso a una educación y que por lo tanto no habla inglés. Lo más normal es que esa gente sean los conductores de taxi o rickshaw que te lleven a casa por la noche, el tendero, la maid o la persona que te salva cuando estás perdido. Por eso este año estamos haciendo un curso básico de hindi. El ICEX lo subvenciona en un 75%.

Deja un comentario