Coste de la vida JOHANNESBURGO 2017

Dotación: 27.000 € brutos/año en 14 pagas. La primera paga es de 4.050 € brutos, unos 3.400 € netos, y te la dan en Navidad, antes de venir. Luego ya la dotación se queda en unos 1.460 € netos al mes repartidos en 13 pagas, la última en enero de 2018, a la vuelta.

La dotación da de sobras para vivir guay, salir los findes y pegarte buenos viajazos por África.

Seguridad: Ni es el salvaje oeste como te lo pintan en la tele ni está cerca de ser Europa. Hay unos contrastes sociales muy grandes que hacen que haya zonas ricas seguras y zonas pobres donde se da el 90% de la criminalidad.
El barro se concentra en zonas concretas de la ciudad como el CBD, Marlboro o Alexandra; zonas que, a no ser que la lieis parda con el Google Maps y os metáis por equivocación con el coche como ya nos ha pasado alguna vez, no vais a pisar ni con zancos. Bueno el CBD seguramente sí porque se montan buenas fiestukis los fines de semana y las zonas de Braamfontein y Maboneng están muy bien.
En cualquier caso, lo más probable es que viváis en la burbuja de las zonas de Sandton, Illovo y Rosebank y no tengáis sensación de inseguridad.
Aún con todo, hay que tener siempre ojos en la nuca y estar al loro (no dejar objetos a la vista en el coche, no ir andando solo por la calle de noche, no ir a ciertas zonas, etc.). Vamos, tener sentido común porque estáis en un país emergente.
En general, aparte de algunos móviles robados en discoteca destrangis in the night, no hemos tenido sustos gordos, pero sí conocemos historias de gente con sustos así que al loro.

Oficina: Horario de 8:00 a 15:30 con descanso para comer. En cuanto a personal, es de las oficinas más grandes. Está el consejero, el agregado comercial, 2 analistas, 1 analista junior, 3 auxiliares administrativos y el conductor. Luego estamos 5 ICEX, un becario del Gobierno Vasco y 1 CDTI, por lo que haréis buen grupo. El ambiente de la oficina es muy bueno, existe un sagrado ritual de comer croissants los viernes cada x tiempo por whatever reason y el consejero tiene muy buena predisposición y siempre te manda hacer alguna cosilla. Sin embargo, la carga de trabajo es, en general, baja y el curro es poco dinámico. Os vais a hartar a hacer agendas de reuniones que consisten básicamente en hacer llamadas a empresas locales al más puro estilo call-center latinoamericano.

Alquiler: Nuestros alquileres oscilan entre los 4.000 y los 6.500 R (275-450€) en pisos situados relativamente cerca de la oficina (10-20’ en coche sin tráfico). Los alquileres aquí normalmente incluyen gastos, servicio de limpieza, plancha, etc. La oferta de vivienda es muy alta y hay mucha rotación por lo que no tendréis problema para encontrar un buen sitio a un precio económico. Relación lo que pagas por lo que te alquilan, en general, está genial.

Internet: Con Telcom sale por 1.100 R un bono de 10 Mb pero hay otras compañías más baratas que ofrecen bonos de 4-6 Mb por unos 800 R. Aún con todo, no os penséis que internet va fino fino aquí.

Móvil: Nosotros estamos todos con Vodacom. La mayoría cogimos un paquete al principio del año que pagabas 1.400 R (unos 100 €) y te daban 2Gb de datos al mes y 20 sms gratis para el resto del año, llamadas a parte. Podéis comprar la tarjeta local de Vodacom en el mismo aeropuerto cuando lleguéis.

Ropa: Más cara que en España aunque siempre podéis ir a Mr. Price (una especie de Primark de aquí) y encontrar ropa barata. Lo más recomendable es traerse ropa de España, incluida ropa abrigada, que las casas aquí no tienen calefacción y el frío apreta en invierno. Si no, os veréis en la necesidad de compraros un onesie para no pasar frío en las duras noches sudafricanas como ya le ha pasado a alguna becaria aquí.

Cesta de la compra: Precios más o menos como en España, aunque la carne es sustancialmente más barata. En los supermercados suelen tener también platos precocinados que salen muy bien de precio (200g de arroz con pollo y curry por 3€, piezas de pollo, macarrones ya hechos, ensaladas, etc.).
Las bebidas alcohólicas hay que comprarlas en Liquor Stores en vez de en supermercados y salen como en España o ligeramente más baratas. Jack Daniels a 250-270 R (20€), Absolut a 200-250 R (15-17 €) y Bombay Dry a 130-150 R (10-12 €). Un sixpack de cervezas a 60 R (4€).

Fiesta: Vuestro apartado favorito, que lo sé yo. Johannesburgo es puro barro en términos de fiesta. Tienes un montón de garitos, clubs, discotecas, rooftops, y sitios turbios de electrónica como Truth o Toy Toy. Normalmente salimos los viernes y/o los sábados, pero también hay cosas el resto de días de la semana como los miércoles en Katy’s. Las copas depende del sitio pero van de los 60 R (4€) hasta los 6-8 € en sitios más fashion. Las cervezas normalmente no bajan de los 20 Rands (euro y pico).
En Johannes fiesta no falta y tienes para todos los gustos: electrónica, trap, kizomba, etc. A veces, se echa de menos un poquito más de pachangueo (lamentablemente, el electrolatino no ha conquistado estas tierras todavía) pero, en general, os lo pasaréis piruleta. La caza del antílope africano es relativamente sencilla, si te pones a ello, y la variedad cromática es muy interesante. Con un poco de suerte os volvéis a España con el Big 5 hecho.

Cine: Os podéis hacer la tarjeta de SK (Ster-Kinekor) gratis e ir los martes al cine por 36 R (unos 2 €). El resto de días sale por unos 70 R (5 €).

Viajes: Sudáfrica está lleno de joyas para visitar. Cerca de Johannesburgo tienes sitios para hacerte excursiones de fin de semana como Pilanesberg, Drakensberg o el Blyde River Canyon. Si te vas un poco más lejos, te puedes escapar algún puente al Parque Kruger, Ciudad del Cabo o las playas de Durban. Todo por precios razonables alquilando coche o pillando vuelos baratos con tiempo. Además, puedes hacerte viajazos a países de la zona como Namibia, Botsuana, Mozambique o alguna de las islas (Reunión, Seychelles, Comores). Un viaje largo por Namibia es 200% recomendable.

Clima: Durante el día, mínimas de casi 20º todo el año prácticamente. En verano sube y hace calor pero no es agobiante. Los inviernos son frescos y se pasa frío en las casas porque no tienen calefacción.

Transporte: Johannesburgo es un monstruo de ciudad en la que solo te puedes mover en un medio de transporte privado. Para ir a un sitio que está “cerca” echas fácilmente 15 minutos de coche. El anticipo que te dan es básicamente para comprarte un coche. Aunque Uber funciona de lujo y los más valientes pueden tirar de moto, vais a necesitar un medio de transporte porque no hay transporte público. Bueno, miento; hay una especie de guaguas kamikaze que hacen lo que les sale de las pe***as para llegar a su destino, desde subirse por las aceras a adelantarte por el arcén pegando fuego. Un espectáculo que mola bastante siempre y cuando no te den.

Preparaos para el tráfico en horas puntas. Lo que sin tráfico te cuesta 10’ puede llegar a costarte hasta 40’.

Comer y cenar fuera: Muy barato. Comemos fuera prácticamente todos los días por unos 3-4 €. Platos generosos y con buena relación calidad-precio. Para los más valientes, en sitios como Discovery puedes comer arroz + x incluso por 1,5 €. Restaurantes ya más normales para cenas románticas y familiares te salen a precio España aproximadamente.

Idiomas: Los cien mil que tienen aquí más inglés. Todo el mundo habla inglés.

Deporte: En la franja de los 300 a 500 R (20-35€) tienes gimnasios que están bastante bien como el Virgin Active básico en Sandton. Luego tienes cantidad de clubs de golf, en los que sale bastante barato aprender; pistas de fútbol, pistas de squash y demás. No faltan sitios para hacer deporte. Para los que os guste correr, dependiendo de donde viváis, se puede hacer.

Valoración: Destinazo 100% recomendable con buenas oportunidades para fase 2 en empresas españolas, aunque es cierto que la situación del país ahora mismo no es la mejor y no parece que vaya a mejorar mucho en 2018. Lo mejor? Las posibilidades para viajar, la fiesta en la ciudad, las braais (barbacoas) los findes y los cruasanes de la ofi. Lo peor? El tráfico y el no poder andar por la calle. El curro es bastante mejorable también, pero probablemente no mucho peor que en otras oficinas.

Deja un comentario