Coste de la vida LA HABANA 2016

La Información no es que haya cambiado mucho de la que ya está reflejada en los SMTM anteriores de La Habana, pero dado que hemos visto que hay un interés bastante importante por Cuba este año, suponemos que por la moda pasajera que atraviesa el país, hemos creído importante actualizar la información a fondo, tanto la que se ofrece a través del portal de becas ICEX a los becarios del máster como en el foro para todo el mundo que esté interesado en saber qué tal La Habana en 2016:

DOTACIÓN, TIPO DE CAMBIO, ETC.
31.000€ brutos, más de 25.000€ netos. Adelanto de 10.000€ brutos (8.000€ netos) y 13 pagas de 1.300 y pocos €. El Tipo de Cambio está fijo 1 CUC = 1USD, por lo que el sueldo es bastante estable. La dotación es de las más altas de América, por las dificultades para vivir en Cuba. El hecho de haber pasado de uno a dos becarios en la oficina y compartir piso, coche y gastos, hace que la dotación cunda más y permita vivir mejor que años anteriores, en los que la dotación estaba bastante ajustada (limitaciones del país aparte).

VISADO
Se solicita en el Consulado de Cuba en Madrid (Paseo de La Habana, 194). http://www.cubadiplomatica.cu/espana/Misión/ConsuladoenMadrid.aspx.
Los documentos que hay que presentar en el momento de la solicitud son: el pasaporte de servicios, la nota verbal que prepara el Ministerio de Asuntos Exteriores (y que entregan a la vez que éste) y una carta del ICEX (se recoge personalmente en las Oficinas Centrales de ICEX, Paseo de la Castellana, 278).
Conviene pedirlo lo antes posible (tan pronto como se recoja el pasaporte de servicios, en el mes de noviembre). El último año tardaron un mes en emitir el visado (16 de noviembre se solicitó-15 de diciembre se concedió), pero años anteriores se ha demorado más, llegando a recibirlo en Enero.
Desde el Consulado envían una solicitud para hacernos un visado temporal al Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX). En realidad, esta institución es la que puede poner inconvenientes para dar el visado. Los años que los ha habido, los becarios han tratado de ponerse en contacto con la Embajada y el Consulado Español en Cuba para que traten de impulsarlo, ya que ellos son quienes tienen que explicar qué venimos a hacer aquí en caso de que haya dudas (en principio con los becarios ICEX no debería haberlas porque llevamos muchos años viniendo).
Una vez recibida la autorización del MINREX, el Consulado Cubano en España tramita el visado. Supuestamente te llaman para avisarte de que puedes pasar a recogerlo, pero recomendamos insistir bastante, vía email (consuladomadrid#ecubamad.com), solicitando información de cómo va el trámite. Nunca conseguimos contactar telefónicamente.
Con este visado es con el que entras al país (tipo B-3, con una sola entrada). Una vez que estás aquí, lo primero que debes hacer es sacar el carnet de residente e inscribirte en el Consulado español. Debes sacarte 4 fotos de carnet (con camisa clara y corbata los hombres), y rellenar un par de formularios con bolígrafo azul (que envía Hermes, desde la Embajada, a la OFCOMES) y hacérselos llegar. Él lo tramita.
Cuando te den ese carnet, que suele tardar unos 10 días hábiles, debes entregar el pasaporte de servicio en la Embajada (es imprescindible guardar una fotocopia) para que ellos te tramiten el visado por un año (tipo B-2, con múltiples entradas y salidas).
Hermes, de la Embajada, se ocupa de todo este procedimiento muy eficientemente porque ya lo ha hecho muchas veces. Una vez que esté tramitado el nuevo visado, te devolverán el pasaporte de servicio. Hasta ese momento no puedes abandonar Cuba temporalmente, dado que el visado original era con una sola entrada (si sales no te dejarán volver a entrar). Con este nuevo visado ya puedes viajar con normalidad fuera del país.

VACUNAS, ENFERMEDADES TROPICALES, MOSQUITOS…
En principio, y tal y como indica la página web del Ministerio de Sanidad, no es necesaria ninguna vacuna. No obstante, se puede consultar la página web de la sección de Salud Exterior, por si esta información hubiera cambiado recientemente: http://www.msc.es/profesionales/saludPu … a/home.jsp
A los extranjeros con residencia temporal en Cuba se les exige una póliza de seguro médico durante su estancia en el país, expedida por una entidad aseguradora que puede ser cubana o extranjera siempre que sea reconocida en Cuba. Sin embargo, el personal diplomático y representantes de organizaciones internacionales acreditados en Cuba están exentos, con lo cual esto no nos afecta. De cualquier modo el ICEX contrata un seguro de accidentes que nos cubre mientras que dure la beca.
Si se pretende hacer algún viaje durante el año desde Cuba, conviene informarse de las vacunas necesarias en esos países a visitar. Es mejor venir con ellas puestas desde España.
Hay algunos casos de Zika o de dengue, pero vamos, nada muy preocupante la verdad.
La sanidad cubana, pese a la fama mundial que tienen sus profesionales, se ve limitada por la falta de recursos, tanto en sus infraestructuras, como en el instrumental o los medicamentos. Existen diversos hospitales en la capital, pero sólo algunos atienden a extranjeros, que suelen coincidir con los que tiene las instalaciones de una calidad superior a la media del país.
El extranjero debe pagar por la sanidad en Cuba. Normalmente con el seguro que proporciona el ICEX se tendrán cubiertas las mayorías de las situaciones que requieran atención médica. Sin embargo, siempre se puede complementar dicho seguro con el de residentes temporales de Asistur, compañía estatal aseguradora cubana, que te asegura el 100% de la cobertura en el país.
En general, las únicas precauciones sanitarias que conviene tener son la de beber agua embotellada, y la de intentar evitar las picaduras del mosquito que transmite el dengue. Es imposible evadir al 100% las picaduras, pero un aire acondicionado o ventilador en la habitación, así como el uso de repelentes, evitarán bastantes molestias en este sentido.

INFORMACIÓN DE INTERÉS (OBJETOS A TRAERSE DE ESPAÑA)
Las condiciones de mercado en Cuba son muy particulares y bastante diferentes a los estándares europeos. En ocasiones pueden no encontrarse determinados productos, pero por lo general, la mayoría de los artículos de primera necesidad sí se encuentran (aunque los precios en las tiendas pueden ser sorprendentemente elevados, como consecuencia del elevado margen comercial que aplica el Estado en la distribución, y la relación calidad-precio bastante mala).
Para hacer la compra de alimentos y cosas del hogar, por lo general se debe acudir a 3 “supermercados” distintos, ya que en cada uno tienen unas cosas, depende del día.
Por tanto, la recomendación es llevar todo lo que se pueda y quepa en la maleta desde España (latas de conservas, aceite de oliva, embutidos, …).
La fruta y la verdura se compra en los “agros”, mercados que solo tienen, por lo general, los frutos de temporada que les hayan entrado ese día, a veces huevos y carne.
Productos tecnológicos de todo tipo (teléfonos móviles, ordenadores, etc), ya que en Cuba resultan caros y la oferta es limitada.
Adaptadores de enchufe (Tipo A, clavija con dos patillas planas paralelas (como el americano) y tipo B para equipos de mayor potencia (igual, con una patilla cilíndrica gruesa abajo)). La corriente eléctrica en Cuba es de 110V, aunque generalmente las casas cuentan con algún enchufe a 220V. En 2016 no hemos vivido apenas apagones, aunque en años anteriores todavía había de vez en cuando. Ocasionalmente puede haber picos de tensión por tormentas que dañen los equipos. Aquí se venden protectores para frigoríficos y televisores, pero no siempre hay disponibilidad. Si se encuentra alguno en España, puede merecer la pena para proteger el ordenador. Y en última instancia es recomendable desenchufar los aparatos electrónicos, así como módems y teléfonos, en caso de tormenta.
Las personas que necesiten medicamentos muy específicos es conveniente que los traigan, por si aquí faltasen en un momento determinado. Los medicamentos y fármacos comunes pueden encontrarse, aunque las farmacias están, por lo menos aparentemente, muy desabastecidas. Conviene traer un botiquín con lo básico: paracetamol, ibuprofeno, antibióticos, algo para el catarro (tipo Lizipaina), sales de rehidratación, fortasec, etc.
Antimosquitos extrafuerte o tropical. Para dormir lo mejor es tener un ventilador junto a la cama o con una mosquitera.
Otra recomendación es traer cebos para cucarachas y hormigas, que suelen aparecer en cocinas y baños. Los cebos no abultan ni pesan mucho, y pueden ser útiles sobre todo en verano. En Cuba es habitual que se fumiguen los pisos, pero normalmente se hace en horario de mañana, y coincide con el horario de la Oficina.
Los productos de cosmética e higiene se encuentran, con precios bastante más elevados a los de España, con una calidad normalmente inferior y mucha menos oferta. Si se tiene preferencia por alguna marca en especial es conveniente traerla de España. El gel y el desodorante no abundan.
Es recomendable traer un buen protector solar de allí, y una crema hidratante diaria con factor de protección para proteger las zonas más expuestas al sol (cara y manos).
Un buen paraguas resistente a las fuertes rachas de viento, y un chubasquero ligero pero impermeable.
En cuanto a la ropa, en Cuba la oferta también es extremadamente limitada, y la relación calidad precio es peor que en España, por lo que se recomienda traer toda la ropa, tanto de oficina como de tiempo libre, desde allí (ver apartado Clima e Indumentaria).

ALOJAMIENTO, ALQUILER, LUZ, AGUA, ETC…
Debido al pasaporte de servicio, es obligatorio alquilar el alojamiento a través de las inmobiliarias estatales, que son bastante pocas. Los precios son altos, en torno a 1000 CUC por un apartamento individual amueblado (1 CUC = 1 USD = 0,9 EUR al tipo de cambio actual, es decir, unos 900 euros el apartamento, gastos aparte).
No está permitido alquilar una casa particular a un cubano.
Antiguamente, los diferentes becarios residían en la urbanización la Cecilia, en Miramar, a través de la inmobiliaria CIMEX.
Desde hace 3 años, los becarios vienen viviendo en un apartamento en el barrio de Vedado, más céntrico, mejor comunicado y con mayor oferta cultural y de ocio, propiedad de la inmobiliaria Siboney-Palco.
Para realizar el contrato con la inmobiliaria hay que disponer del documento de identidad cubano que expide el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (que no se gestiona hasta la llegada al país). Por eso es importante que se tramite, a través de Hermes, de la Embajada, lo antes posible.
El piso de Vedado se ha heredado durante 3 generaciones de becarios, y, en principio, se espera que siga siendo así, sobre todo porque no existen muchas más alternativas, ni mejores ni más económicas, teniendo en cuenta la restricción de tener que alquilar con inmobiliarias estatales, y la alta demanda que tienen las mismas.
La casa tiene unos 150 metros cuadrados que incluyen: dos dormitorios grandes, un baño principal, otra habitación de servicio (que hace las veces de despensa, trastero, tendedero, cuarto de la plancha…), un aseo con ducha (aunque en la práctica no se usa por estar casi encima del retrete), salón-comedor con terraza, y cocina con terraza. Además, incluye una plaza de garaje. El coste ha venido siendo de 782 CUC al mes, el más bajo posible, ya que por decreto son mínimo 5CUC/m2.
El estado de conservación es irregular: los dormitorios están bien y en 2016 se ha conseguido que pongan un váter nuevo en el baño principal, que también está bien. También han colocado nuevo el mecanismo del otro váter, que hasta ahora no funcionaba. Y están realizando una nueva barandilla para la terraza principal, que está en un estado lamentable. Los becarios tienen que estar continuamente detrás de la inmobiliaria, intentando que mejoren un poco la casa, con firmeza y constancia, pero sabiendo que no hay casi alternativa de alojamiento, y que muchas veces no depende de ellos hacer la mejora en cuestión, sino de que la empresa que les suministra materiales tenga capacidad y autorización para comprar los mismos.
Dado que la casa se alquila sin muebles, estos se vienen comprando a los becarios anteriores, lo cual supone un claro ahorro en tiempo, desplazamientos y dinero. Están bastante viejos y son pocos para lo amplia que es la casa, pero la realidad es que resuelven, y encontrar todo de cero y de manera “rápida” sería imposible, por no decir mucho más costoso. Este año los becarios han comprado otro ventilador, un microondas, un par de muebles, sartén y olla a presión, útiles de cocina… por lo que, generación a generación, la casa está un poquito más acogedora.
De facturas, se paga de media, al mes:
Piso: 782 CUC (se paga mensualmente en las oficinas de la Inmobiliaria, y es el único recibo que se puede pagar con tarjeta de crédito/débito, con un cargo del 3% (el mismo que te aplican los cajeros al sacar efectivo))
Luz: 30-60 CUC (1/2 personas) (se paga en mano cerca de la oficina o se le puede pedir al chófer que la pague por ti si le adelantas el importe)
Agua: 5-12 CUC (1/2 personas) (se puede pagar por adelantado todo el año porque aplican una tarifa fija, ahorrándote tener que ir todos los meses a pagar a la oficina)
Gas: no está instalado actualmente (utilizamos cocina eléctrica).
Hay que pagar una fianza al inicio del año por los distintos conceptos:
Piso: Dos mensualidades. Si todo va bien, los dos últimos meses no los pagas, pues ya los has adelantado en la fianza.
Luz: 250 CUC. Te lo devuelven en efectivo al finalizar el contrato.
Agua: 120 CUC. Te lo ingresan en una cuenta, no devolviendo efectivo.
Así mismo, hay una señora de confianza que, por 35CUC/mes, acude un día a la semana, normalmente los lunes por la mañana, a limpiar la casa, lavar sábanas y toallas y planchar la ropa.

IDIOMA
Español

CLIMA E INDUMENTARIA
Clima subtropical moderado sin gran diferencia estacional en cuanto a temperaturas, que tienen una media anual de 25º y oscilan entre mínimas de 15º en enero y máximas de 38º en julio-agosto. Hay, en cambio, gran diferencia en cuanto a humedad y régimen de precipitaciones: la época seca se extiende de noviembre a abril y las lluvias y tormentas lo hacen de mayo a octubre. Las precipitaciones son del orden de 1.375 mm al año.
Cabe destacar que en Enero de 2016 hubo gran cantidad de tormentas, con mucha cantidad de agua que inunda las calles temporalmente, y el malecón se cierra por fuerte oleaje. Por tanto, aunque las temporadas seca y húmeda correspondan a esos intervalos de meses, se dan fuertes tormentas en la época seca.
La indumentaria suele ser veraniega. No obstante, en invierno y por las noches es conveniente tener algún jersey, chaqueta o sudadera, y algún pañuelo o bufanda para el cuello. Las temperaturas no llegan a ser muy bajas, pero la humedad y el fuerte aire reducen la sensación térmica. Asimismo, es común entre los españoles que nos parezca exagerado el uso que hacen del aire acondicionado en este país, y al asistir a ciertos sitios, como por ejemplo el cine, e incluso la oficina o reuniones, conviene tenerlo en cuenta (los becarios siempre terminan en algún momento con problemas de garganta por ello).
En el trabajo tan solo se exige traje para ocasiones muy puntuales, sobre todo visitas oficiales de altos cargos españoles a la isla, y en la Feria de La Habana, pero hay que traer uno. A diario, los becarios van vestidos con pantalón largo (de vestir o tipo chino), zapatos (tipo mocasín o de cordones) y camisa de manga larga (cuanto más fresca, mejor). El consejero siempre acude a trabajar en guayabera, prenda por excelencia y aceptada en todos los ámbitos.

OFICINA
La Oficina está situada en una casa de dos plantas en el barrio de Miramar, en la calle 22, entre 5ª y 7ª avenida. Es un barrio residencial muy tranquilo, donde están ubicadas un gran número de Embajadas y empresas.
Los becarios trabajan apoyando al Consejero y a la Analista de Mercados. Esta última, 2 secretarias cubanas y los becarios, son los encargados de elaborar los servicios personalizados y contestar a las consultas que a diario llegan a la oficina.
Además, hay otro empleado español dedicado a la administración de la Oficina, y una señora de la limpieza y un conductor, ambos cubanos.
El horario es de 08:00 a 15:30h, sin pausa establecida para comer; aunque los becarios a los que no les importa comer frío preparan tuppers en casa y se los toman en la oficina en horario de trabajo.
En lo que más se trabaja, con diferencia, es en la elaboración de agendas para misiones comerciales.
También en:
Respuesta a consultas comerciales.
Prestación de servicios personalizados, personalizados y, especialmente, preparación de agendas de reuniones en el marco de misiones comerciales.
Asistencia a ferias comerciales y elaboración de notas sobre las mismas.
Redacción de noticias para el Ministerio e Icexpress.
Revisión y actualización de documentos (Informe Económico-Comercial, Guía país, Ficha de Costes de Establecimiento, Directorio de Empresas Españolas en Cuba, etc.)
Preparación de informes para la Embajada, distintos ministerios, visitas oficiales….
Actualización de la página web de la Oficina.
Asistencia a reuniones en la oficina con empresas españolas y particulares españoles, junto con el Consejero y la Analista.
Entrevistas con empresas y otros actores de la economía cubana (responsables de importadoras, ministerios, sucursales españolas…) (en la actualidad, casi no hay entrevistas).

SEGURIDAD CIUDADANA
Cuba es un país muy seguro. La Habana probablemente sea más segura que Madrid. Es extraño el robo con violencia o las peleas. Hay que tener cuidado porque si hay mucho timo al turista y al extranjero en general. No comprar puros, ron, pescado ni leche a la gente en la calle o que viene a llamar a la puerta de tu casa, ya que pueden ser sinónimo de estafa.
Por las noches hay que tener un poco más de cuidado, sobre todo en zonas de ocio, bares y discotecas, porque si es posible que te intenten meter la mano en el bolsillo los carteristas. Pero como sucede en cualquier lugar del mundo.
Hay mucho buscavidas y mucho pedigüeño, sobre todo en La Habana Vieja, que ofrecen de todo, pero no son peligrosos y se puede pasear sin problema.
La seguridad es una de las grandes ventajas de Cuba frente al resto de países de la zona.

TRANSPORTE
Lo más cómodo, sin duda, es moverse en coche propio.
En transporte público, dentro de La Habana:
Autobús o guagua, no recomendado por lo muchísimo que se llenan y porque nunca sabes cuándo pasará el siguiente.
Máquinas o almendrones, que son taxis de los años 50 a compartir entre varias personas y con una ruta establecida. Cuestan 10 o 20 pesos cubanos, que son unos 50 céntimos de CUC/1CUC, dependiendo del trayecto.
Taxi normal, que puede costar entre 3 CUC y 10 CUC.
En transporte público, fuera de La Habana, por carretera, hay varias opciones de transporte:.
Alquilar un coche (de 75 CUC/ día para arriba – alquiler mínimo de 3 días.). Este último año las reservas hay que hacerlas con mucha antelación, estando bloqueadas para reservas de agencias extrajeras en fechas clave como semana santa, verano…
Autobús (compañía Vía Azul billetes entre 15 y 50 CUC, según trayecto).
Taxis colectivos (generalmente se encuentran a la salida de las terminales de autobuses y el precio hay que negociarlo directamente). Son coches antiguos e incomodos generalmente.
Tren: No está en muy buenas condiciones y no se recomienda utilizarlo salvo que se tenga interés en conocer la experiencia.
Los viajes aéreos dentro de la Isla y hacia el extranjero son, por lo general, caros.

Hay varios factores que hacen que los becarios hayan optado por hacerse con un coche, que se ha ido comprando unos a otros:
1. La Habana es una ciudad muy amplia y elegir un barrio céntrico como Vedado no es sinónimo de poder ir andando a todos sitios (aparte de que el calor y la lluvia a veces desalientan a caminar).
2. A la Ofcome se tarda unos 10 minutos en coche. Las alternativas serían, por un lado, los almendrones (explicados en el apartado transportes) pero cuya regularidad y espacio es variable, por lo que la puntualidad no está asegurada y menos en días de lluvia o festivos, donde es casi imposible hacerte con un hueco en uno de ellos. Pero el tiempo que se tarda en llegar es parecido.
La bicicleta es otro medio de transporte posible para La Habana, pero tiene dos grandes inconvenientes: la transpiración es enorme debido al elevado grado de humedad y las altas temperaturas (en la oficina no hay opción de ducharse, y puede resultar desagradable y poco higiénico llegar en ese estado, tanto de cara a los compañeros de la oficina como a las empresas españolas a las que se recibe). El otro problema es que no se puede dejar en la calle, porque la probabilidad de que desaparezca es también bastante alta. El tiempo en llegar sería aproximadamente el doble.
3. Tal y como se ha explicado en el punto 2.3, hacer una compra en la que puedas comprar más de 10 productos distintos implica visitar 3 supermercados, que se encuentran a varios kilómetros de distancia unos de otros, y no están comunicados por almendrones. Esto implica dedicar mucho tiempo y dinero si no se tiene coche, además de que en los almendrones (a los que llegan) no se puede entrar excesivamente cargado, pues el espacio es muy limitado al ser un taxi compartido en el que entran 5 personas más el conductor.
4. Dado el boom que está sufriendo Cuba, alquilar un coche para salir de La Habana y conocer la Isla es, hoy en día, muy complicado. Solo existen 3 compañías, todas estatales, que actualmente solo permiten alquileres de mínimo 3 días, a un precio que parte de los 75CUC/día. En general, cuesta encontrar disponibilidad de los mismos, y en varios momentos del años solo aceptan reservas realizadas desde una agencia en el extranjero. Existe la opción de viajar en autobuses públicos, de la empresa Viazul, pero los horarios son limitados y es difícil que cuadren para aprovechar salir el viernes desde la oficina y poder regresar el domingo por la noche. Hay también taxistas que se ofrecen a llevarte, pero el coste es similar y en general son coches muy antiguos, sin aire acondicionado…
5. En Cuba no existen los parquímetros (aunque si, en ciertas zonas, parqueadores oficiales), y hay pocos coches en relación al número de habitantes, por lo que aparcar resulta muy fácil y se puede dejar prácticamente en cualquier calle.
6. Dado que, por el pasaporte diplomático, solo se permite a los becarios adquirir y vender vehículos dentro del círculo diplomático, la oferta es muy limitada. Esto en si es un factor claramente negativo, como han podido experimentar los actuales becarios en la búsqueda de vehículo. Pero implica que, una vez se tiene, y al igual que pasa con los muebles de la casa, aunque el coche envejezca, apenas existe depreciación, y el coche se vende de un año a otro prácticamente por el mismo precio. Por tanto, la inversión realizada se recupera al final del año casi en su integridad.
Por supuesto, es una decisión personal el disponer de un coche durante tu año en Cuba o no, y se puede vivir sin él, pero los becarios coinciden en que, por todos los factores anteriormente comentados, facilita enormemente la vida diaria en La Habana (no tanto los desplazamientos Casa-Oficina, que no suponen un problema, sino todos los demás (poder ir por las tardes a la playa (impensable en transporte público), la compra, el gimnasio…)) y los viajes por Cuba los fines de semana y en vacaciones.
El coche que venía comprándose de becario en becario era un pequeño Hyundai Atos del año 1997, que por su elevado uso y poco mantenimiento, estaba más tiempo estropeado que funcionando, con fallos eléctricos, de la junta homocinética, de frenos, luces…
En el 2016, aprovechando que la oficina pasa de tener uno a dos becarios, estos deciden no seguir invirtiendo en reparar este coche, que ya no está en condiciones, jubilarlo y comprar otro. Esto ha implicado a los becarios estar más de 2 meses sin coche y hacer un rastreo por todas las embajadas de las ofertas de vehículos, que ha llevado mucho tiempo y esfuerzo; hasta que se ha encontrado uno que se ajustase a sus requerimientos y, sobre todo, presupuesto. Finalmente se compró un Peugeot 207 sedán de 2009, recién revisado y con las piezas desgastadas cambiadas por BDC, Taller Oficial de Peugeot en Cuba.
Aunque, comparativamente, implica una inversión inicial bastante mayor que para el anterior, compensa por el ahorro en reparaciones, largas temporadas sin coche por estar el mismo en el taller, donde muchas veces no tienen las piezas y traerlas del extranjero conlleva mucho tiempo y coste (además, no es raro que entre tanto te sustituyan otras piezas originales del coche por unas caseras) y, sobre todo, muchos disgustos y desagradables sorpresas (el anterior te dejaba tirado en los momentos y lugares menos oportunos).
La intención de los becarios actuales es venderlo a su vez a los siguientes, si estos así lo desean. En el caso de que no sea así, lo pondrán a la venta en Noviembre para encontrar otro comprador del círculo diplomático antes de regresar a España.
El seguro de coche es obligatorio, y el coste ronda los 270CUC anuales. Solo hay una compañía: ESEN-Asistur. En la casa hay dos custodios que trabajan noches alternas, a los que se paga a cada uno 5CUC/mes, por “vigilar” el aparcamiento de la casa por las noches.

BANCOS y OPERATIVA MONETARIA
En Cuba funciona un sistema de doble moneda:
- Peso cubano (CUP)
- Peso cubano convertible (CUC): sólo se maneja en Cuba y toma como referencia al dólar americano, calculándose los demás tipos de cambio a partir del tipo fijo: 1 CUC = 1USD. Asimismo, el tipo de cambio entre ambas monedas es fijo: 1 CUC = 24 CUP.
El uso de una u otra moneda depende del producto o servicio a pagar. No obstante, para los extranjeros y los becarios es más habitual hacer uso del CUC que del peso cubano, pero pueden utilizar ambos.
La mayoría de los productos que se encuentran en las tiendas y bares se pagan en CUC. Los CUP se utilizan para pagar en ciertos establecimientos de venta de comida y restaurantes, para pagar el transporte público y los almendrones, comprar en los mercados (en Cuba no se venden frutas ni hortalizas en los supermercados, solo en los denominados “mercados agropecuarios”, o simplemente “agros”), entrada al cine y museos y algún otro caso. A veces se puede pagar con euros en lugares muy turísticos. En las casas de cambio se ofrece un tipo de cambio en torno a un 5% por debajo del oficial. Los bancos dan más o menos lo mismo (unos algo mejor, otros algo peor).
El pago con tarjeta de débito/crédito es casi INEXISTENTE, y se limita a los sectores turísticos (hoteles, algunos restaurantes… siempre con la consiguiente comisión, del 3%, y depende de que el datafono tenga conexión). Salvo para pagar las mensualidades del piso, todos los pagos se realizan en efectivo.
Un becario anterior, que estuvo 15 meses, se abrió una cuenta en euros en el Banco Financiero Internacional que, según comentó, terminó cerrando, ya que las condiciones eran un poco abusivas y todos los trámites un poco farragosos. Los últimos no han abierto ninguna cuenta en el país, ya que exigían, entre otras cosas, un carta firmada por el Embajador y un depósito mínimo de 500 euros en todo momento.
También se puede sacar dinero de los cajeros con tarjetas de débito/crédito españolas, pero conviene informarse bien de las comisiones que aplicará el banco a estas operaciones. Hay bancos españoles que no cobra comisión (EVO Banco); aunque si hay que pagar la que aplica el banco cubano, de un 3%.

TELÉFONO
Solo existe una compañía de teléfono, ETECSA. Una tarjeta Sim cuesta 40 CUC, con 10CUC de saldo. La tarjeta caduca a los 16 meses. Son tarjetas de prepago, y el gasto medio puede variar entre 15 y 30CUC al mes, dependiendo de cuanto se hable. Normalmente a mediados de mes, Cubacel, la empresa de recargas, lanza ofertas durante una semana para recargar 2×1.
Por ahora, nadie tiene internet en casa (Ponerlo cuesta más de 200CUC al mes, por una conexión regular). Desde 2014 hay varios puntos wifi públicos en plazas y zonas céntricas de La Habana. Se puede comprar una tarjeta prepago con una clave. El precio es de 2CUC/h. En la oficina hay internet por cable.

CESTA DE LA COMPRA
Uno de los principales quebraderos de cabeza en Cuba. Se puede llegar a conseguir (casi) de todo en Cuba, aunque no al mismo tiempo en una compra única (y menos aún todo en tiendas oficiales). Hay unos pocos supermercados que están, dependiendo del día, más o menos bien surtidos. Eso sí, los precios son x3 los normales en España (a todos los productos importados se les aplica un margen de hasta el 240%) excepto los de producción nacional… pero esos también depende, porque la leche es cara (2USD el litro). Y la calidad, en general, es baja.
Los productos frescos (hortalizas, verduras, frutas, etc.) se compran en el agro. Son baratos en general, aunque el problema, de nuevo, es la variedad en la oferta y la regularidad.
Si hay algo que te gusta especialmente, es bueno venir bien surtido desde España, y/o aprovechar las visitas.

ALCOHOL Y TABACO
Hay ron para ahogar a todo el país. El precio es bastante asequible. Hay producción nacional de dos cervezas que están bastante bien (Bucanero y Cristal), además de los famosos puros cubanos…
Por lo demás, el resto del alcohol es importado, así que es recomendable acostumbrarse al ron…

CINE
Existen algunas semanas de cine de varios países organizados por su embajadas (Noruega, Holanda, Francia, etc…). El cine es muy barato (2 pesos nacionales, menos de 10 céntimos de Euro) y hay algunos cuyas instalaciones están relativamente bien. Sin embargo, los becarios de este año no hemos ido a sesiones que no sean de las semanas de cine de los países mencionados así que desconocemos cómo funciona el tema de los estrenos de otras películas…

GIMNASIO Y DEPORTES
Existen distintos complejos que ofrecen membresías para disfrute de gimnasio y piscina: Meliá Cohíba (780CUC/1Pax/año en 2015. 1000CUC/2Pax/año en 2016), Meliá Habana (600CUC/2Pax/año en 2015. 750CUC/2Pax/año en 2016), Hotel Panorámico (800CUC/2pax/año en 2016) o Club Habana (950CUC/2pax/año en 2016). Al lado del piso de vedad hay un gimnasio cubano en un garaje que seguro es mucho más barato, aunque se desconoce el estado y el precio.
Los becarios varios años han acudido a clases de salsa grupales, con un profesor por cada alumno, por 10CUC/1,5h. Actualmente se va una vez a la semana y se organizan en la embajada de Noruega.
También hay un grupo para jugar a fútbol, mezcla de personal de embajadas, extranjeros viviendo en Cuba y algunos cubanos, que quedan semanalmente para jugar (se pagan 3 CUC/persona por el alquiler de la cancha)

VIAJES
Al becario le corresponden 15 días de vacaciones, que debe cogerse a lo largo del año y en coordinación con el resto del personal de la oficina para que esta no quede desatendida. Además, hay 14 días festivos en la oficina, 3 de los cuales el becario no aprovecha porque caen en Navidad.
Se puede viajar por la isla bastante, a precios relativamente asequibles (100-200CUC un fin de semana incluyendo alojamiento, comidas y transporte), aunque especialmente por la zona occidental de la isla, ya que el centro o el oriente está muy lejos, y obliga a coger días de vacaciones para poder visitarlo.
A otros países se puede viajar, pero los billetes de avión están muy caros. Los vuelos con EEUU deberían comenzar a operar regularmente desde finales de año, lo que debería bajar mucho el coste de los mismos. En general están ampliando mucho la oferta de vuelos, por lo que los precios teóricamente deberían tender a bajar

COMIDAS
Comemos en la oficina de tupper, pero hay cerca también algún sitio en el que comprar algo de comer. Luego, en La Habana están abriendo muchos paladares (restaurantes privados), y el precio varía desde los 5 a los 25 $ (incluyendo bebida), algunos muy buenos, aunque con poca variedad. No hay apenas comida “típica” diferenciada de otros países (si acaso la ropa vieja, un tipo de carne mechada) pues lo típico es arroz, frijoles, pollo, plátano frito… como en todo el Caribe y Latinoamérica en general.

FARRA
La mayoría de lugares de fiesta están llenos de extranjeros (turistas especialmente) y jineteras. Cuesta encontrar un sitio en el que sólo encuentres locales de fiesta normalmente, también por los bajos salarios de la mayoría de los cubanos y los precios para extranjeros que ponen la mayoría de bares/discos (y que aun así sigue siendo muy barato para un europeo), aunque unos pocos hay.
El problema es que la oferta sigue siendo poca, y la mayoría son sitios pequeños, por lo que los que se ponen de moda, como La Fábrica de Arte, están abarrotados.

LUGAREÑOS
La relación con los locales es compleja. La gran diferencia social que existe entre los turistas y residentes extranjeros y los cubanos hace que los primeros sean vistos, en muchos casos, como una oportunidad para conseguir un visado, contactos en la embajada, medicinas o dinero. Además, el hecho de que el salario mensual medio sea de unos 30$ limita mucho los planes que pueden hacer, y en general se tienen pocas cosas en común.
Aun así, son gente muy abierta y con la que se comparten raíces culturales y el idioma, por lo que el contacto es fluido. La dificultad está en entablar relaciones de confianza duraderas de cualquier tipo, y no un mero contacto por interés, en muchos casos mutuo.

POSIBLIDADES DE QUEDARSE
Muy pocas. La opciones se concentran en empresas extranjeras, cuya presencia es muy limitada, y en las que, por regla general, apenas un 10% del personal es extranjero, el resto son cubanos.

CONCLUSIÓN
Se trata de un lugar único, totalmente diferente al resto de destinos. Si eres muy dependiente de internet, no tienes mucha paciencia y necesitas moverte en ambientes muy distintos y tener muchos grupos de amigos de confianza, o si buscas oportunidades laborales inmediatas en el país tras la beca, probablemente este no sea tu mejor destino. De lo contrario, la experiencia en Cuba es inolvidable y se puede disfrutar y aprender mucho.

Deja un comentario