Coste de la vida SINGAPUR 2015

Singapur es como Disneyland, una ciudad como de mentira, un decorado, un parque temático urbano con mucho encanto: tiene zonas variadas (costa, grandes jardines, zonas futurista con edificios imposibles, un centro financiero con rascacielos, Little india, Chinatown, isla con playas artificiales…), es bastante limpio, pequeño, es seguro, todo funciona (o casi todo), la oferta de restauración es amplia y la de ocio si se es rico, y como buen parque temático, es caro de *******, especialmente la vivienda, el alcohol, el tabaco, cenar en restaurantes y los productos frescos en el súper. Aquí estaréis en un pequeño paraíso artificial, el país del millón de cámaras, una especie de mundo feliz donde el “soma” es el consumismo constante, una pequeña Asia para “dummies”, dentro de la locura y desorden del sudeste asiático, a pocas horas de los mejores paraísos del mundo. ¿Acaso son todo ventajas? Ni mucho menos amigos, aquí (entre otras cuestiones) seréis pobres de solemnidad en comparación con vuestros compañeros de la zona.

Singapur es un destino NO indicado para:

– Gente que le guste liarla (véase pintadas en paredes, peleas callejeras, borracheras de llegar en pelotas a casa, quemar papeleras, destrozar mobiliario público, etc.) Todos hemos estado de Erasmus, tranquilos; pero aquí cuidado, que te multan y/o te meten en la cárcel por cualquier cosa. También dan varazos (“canning”). Se te quita la tontería rápido.
– Gente que quiera ahorrar. Si pensabas que después del palo de vivir un año en Madrid ahora ibas a sacar algunas “pelillas” en destino para recuperar, o te quedas sin viajar, o te quedas sin vivir, o mal vas en Singapur.
– Gente que le guste beber, fumar, ir a discotecas, restaurantes o a espectáculos. Si te gustan todas las cosas estás jodido. Si te gusta beber y fumar tendrás que dejar una mano en el bolsillo.
– Apasionados de la cultura asiática, no sois bienvenidos aquí. Esto es artificial, apenas hay motos ni bicis, todo está limpio, y en la mayoría de sitios no se regatea. Si no fuera porque ves chinos por la calle pensarías que estás en occidente. A veces hay una niebla chunga (“haze”) que también te recordará a mainland China, pero poco más.
– Personas con grandes aspiraciones profesionales. Los becarios en la OFCOME somos sólo eso, becarios. Además es un mercado muy maduro y más complicado de lo que parece. Cuesta cerrar las agendas porque no se conoce mucho a las empresas españolas.
– Personas que se desplacen en pareja al destino pensando que va a ser muy muy fácil para el/la novio/a encontrar trabajo rápido aquí. Singapur crece y tiene bajo desempleo, pero últimamente ha introducido restricciones a la hora de contratar extranjeros (es más fácil conseguir algo cuanto más cualificado se sea). El sector financiero está bastante absorbido por la mano de obra local especializada. Podría haber buenas oportunidades en sectores como la ingeniería, la arquitectura, la biotecnología. Es imprescindible tener un buen nivel de inglés por supuesto. Hay que buscar, probar, tener paciencia y suerte y tranquilos, no hay nada imposible. El tema es que como becarios, por lo visto, no tenemos derecho a que la Oficina solicite la obtención de un Dependats Pass o Long Term Pass (permisos de larga estancia en el país) para nuestros cónyuges o pareja de hecho (muy sorprendente, sí). Así que para quien piense venir emparejado es importante saber que sin uno de esos Pass y si no se trabaja de forma legal en Singapur (con un Employment Pass como el nuestro-aunque también hay visados para estudiantes y otros) únicamente se puede permanecer legalmente en el país con el visado de turista (Visit Pass) un máximo de 90 días consecutivos. Cada vez que se entra en el país se renovaría dicho periodo. Cuando se entrega la tarjeta blanca que hay que rellenar con los datos del viaje en la Aduana de entrada se sella el pasaporte de los turistas con la duración de su visado de visita.

Singapur es un destino RECOMENDABLE para:

– Gente que no haya estado nunca en Asia y tenga miedo del impacto cultural. Singapur es “Asia para dummies” y os ofrecerá una interesante introducción a lo mejor (y peor) de Asia apta para todos los públicos.
– Gente que quiera viajar por el sudeste asiático. Necesitaréis días de vacaciones para conocer en profundidad los países de alrededor, pero opciones de viajes de fin de semana. En un radio de menos de tres horas de avión hay bastantes cosas que hacer. Ojo, que a los horarios y fechas en los que el trabajo de la oficina permite viajar los viajes son tan caros como en España y en compañías de bajo coste. Desde Kuala Lumpur o Yakarta el tema cambia. A veces compensa hacer escalas en esos sitios.
– Gente que no quiera desconectar de sus aficiones: tenis, bici, fútbol, baloncesto… es muy fácil seguir practicándolo aquí. Buenas instalaciones por todo el país, ligas, equipos, gente con la que quedar… Todo es moverse. Atención, el precio de los gimnasios es considerablemente más caro que en España (80 € al mes el más barato y pagando todo el año por adelantado salvo regateos exitosos).
– Gente que quiera estar cómoda, que prefiera un país desarrollado, con las ventajas de Europa o EE.UU. pero que tenga algo de lo exótico de Asia, este es su sitio. Buena calidad de vida, relativamente poca contaminación (excepto en algunas semanas puntuales del año), seguridad muy alta a cualquier hora y en cualquier lugar, la variedad que quieras gastronómica, alimentos occidentales en el supermercado (caros), atención sanitaria de calidad, etc. Vamos, que tu madre va a estar encantada.

DOTACIÓN: 34.000 euros
Es MUY POCO. A fecha de hoy, el dólar de Singapur está a 1,50 SGD/EUR. Esto hace que la capacidad adquisitiva en lo que va de año haya sido casi un 20% inferior a la de los becarios del año anterior. Se ha articulado por el departamento de Becas un “remedio” con el que nos compensarán en la paga 13ª cuando estemos de vuelta en España por la pérdida de capacidad de compra experimentada por la depreciación del euro, pero en el día a día en el destino somos bastante más pobres. El sueldo se queda en 1770€ netos al mes, de los cuales unos 900€ se van en la casa si has decidido vivir en una habitación en piso compartido, 1300€ como mínimo si tu opción ha sido alquilar un apartamento pequeño o estudio no muy céntrico para vivir sólo o en pareja. Se puede sobrevivir pero no se tiene la calidad de vida de otros destinos más baratos. Si se quiere viajar y salir se va muy muy justo. Hay que recordar que Singapur es el país más caro del mundo: http://www.straitstimes.com/business/ec … y-says-eiu

IDIOMA: inglés (entre otros). En principio te puedes entender en todos los lados, aunque a veces cuesta un pelín (suelen apiadarse si les pides que hablen más despacio, de repente saben hablar como si fueran de Cambridge). A la hora de hacer llamadas desde la Oficina a las empresas locales os podéis encontrar algunos sectores (manufactureros) en los que es más difícil encontrar gente anglófona, pero no es muy habitual. Si alguno quiere aprender chino aquí puede practicar: el 70% de los singapureans son de origen chino. El problema es que como somos pobres no podemos apuntarnos a una academia, así que se hace difícil.

CLIMA: 26-34 grados todo el año (lo normal es 31º durante el día). Sin estaciones. Un día te encuentras a tu madre con la camiseta de manga corta en el skype y te enteras de que ya es verano. Hace calor, agobiante muchas veces, pero te olvidas del tema abrigo durante un año y además te caben más cosas en la maleta. Llueve bastante (sobre todo en abril y diciembre), pero con el calor hasta se agradece, y esto está pensado para que la gente siga más o menos con su vida normal; casi se puede atravesar el centro a través de centros comerciales subteráneos. Hay tormentas muy espectaculares en determinadas épocas del año. Salir de casa sin pensar en si luego tendrás frío o calor o si a la noche refrescará, no tiene precio (a no ser que vayas a la biblioteca, al teatro, al cine, o hagas un viaje en bus de más de 30min; te congelas literalmente. En todos los lugares cerrados ponen el aire 18 grados los cabrones sin piedad con las chicas, los frioleros o los pelos mojados.

OFICINA: tamaño medio tirando a pequeño. Consejero, analista, contable, ordenanza (chófer), y tres administrativas. Tema becarios, este año hemos sido dos icex, uno del gobierno vasco, uno del CDTI y hasta junio uno del IVACE (para el que no se espera sustituto). Todos estupendos. Estamos muy unidos.
Los días de vacaciones se conceden previa solicitud formal por escrito a Analista y Consejero, que la firmarán en caso de estar conformes. En principio las vacaciones están reservadas para los meses de verano (aunque de hecho la gente ha podido disponer de algún día suelto fuera de esos meses), siempre condicionados a la carga de trabajo de la oficina (que se presume alta en enero, febrero, marzo, abril, mayo, septiembre, octubre, noviembre y diciembre), al cumplimiento de las tareas personales, a las vacaciones de los compañeros (no deben simultanearse) y también a las vacaciones de los jefes (junio y julio). Esto hace que los viajes resulten todavía más caros. No se permite por ejemplo utilizar los 15 días para no venir 15 viernes o 15 lunes a trabajar (y tener más puentes que Madison) y tampoco se permite tomarse los 15 días seguidos y no aparecer en 3 semanas. Leído así parece casi una misión imposible pero (a veces después de un poco de lucha) se consiguen.
Horario: lunes a jueves 08.45 – 17.15, viernes 08.45 – 15.00. Parece que a veces hay cierto interés a que el horario se alargue más de la hora de salida pero sólo en fechas muy puntuales puede resultar necesario.
No hay un volumen de trabajo insoportable ni comparable (ni de lejos) al de multinacionales, big4 o despachos de abogados en España (aunque bueno, como ya os habrán dicho mil veces, “todo depende de lo que quieras involucrarte”…). Aunque hay cierta exigencia el trabajo no es muy complicado y en muchos casos puede llegar a resultar monótono, especialmente para alguien que cuente con experiencia profesional seria previa.

ALQUILER: muy caro. Punto. Habitación sin baño en piso compartido (normalmente 3 habitaciones) en condo normal, a una distancia prudencial del metro, mínimo 1.200-1.400 SGD, más unos 100 SGD de luz, agua, internet, chica, etc. Apartamento (o estudio si se encuentra) de 1 habitación en condo pequeñito, lejos del centro y del metro pero bien conectado con bus 1.900 €/mes y 80 €/mes de gastos. Muy difícil encontrar algo más barato, pero es cuestión del tiempo y ganas que se destinen a la búsqueda. El precio baja si se está abierto a compartir con gente muy, muy diversa (o no, es cuestión de buscar bien), vivir con locales en algún HDB (protección oficial) o irte lejos del centro o lejos de una parada de metro. Lo que paga casi todo el mundo está entre 1.100 y 1.500 singadolars, dependiendo de las características de la habitación y del edificio/condo, la distancia al centro, al metro. Aquí todo tiene su precio. Cuanto antes te hagas a la idea, mejor.
Mejores barrios: no hay barrios malos aunque desaconsejamos (por desaconsejar algo) Little India y Geylang (lorong 1-lorong 25-barrio rojo). La mayoría de expats (lo que tienen dinero, no nosotros) viven en Farrer Park, Novena, Newton, Sommerset, River Valley, Orchard y Tanjong Pagar. Este año todos estamos viviendo en East Coast (Aljunied, Paya Lebar, Eunos…), es una zona bonita, de avenidas tranquilas y calles animadas. Lo preferible es un lugar que esté bien comunicado (por metro que es más constante o por autobús que funciona razonablemente bien). Todo es seguro, da igual donde te vayas pero hay barrios más bonitos y limpios que otros.

BUSCAR PISO: hay dos opciones: a través de agente o por web. Los agentes cobran normalmente una comisión de medio mes por año de alquiler pero hay agentes que cobran la comisión del propietario así que no es una opción que descartar porque además haces la búsqueda más amplia y ágil y te ayudan en las cuestiones burocráticas del alquiler. No es muy habitual el uso de agente para alquilar habitaciones en piso compartido. Las webs más populares para buscar vivienda son propertyguru, st property, gumtree, findyourroominsingapore, easyroomate .También varias páginas en facebook (https://www.facebook.com/FindYourRoomInSG) que pueden resultar útiles. Y siempre la opción de mirar en grupos de Españoles en Singapur, o Expats. Lo ideal sería mirar algo desde España y venirse habiendo concertado algunas citas para visitar pisos al llegar. La primera semana, mientras se busca piso lo ideal sería encontrar algún alma caritativa que te acoja. Nosotros este año nos alojamos la primera semana en un hostel en Bugis (cómodo y no demasiado caro) y a un paseo corto y agradable desde la oficina.

GASTOS LUZ, AGUA, INTERNET, etc.: unos 80-150 SGD al mes. Con algunos pisos te viene incluido en el precio del alquiler.

TELÉFONO: La tarjeta se compra en 7eleven con el pasaporte. La mejor opción actualmente es tarjeta prepago de M1. Hay una promoción de bono de datos de 30 días-1GB-10 SGD que lleva 6 meses y no sabemos hasta cuándo se mantendrá. M1 es la más barata pero es la más nueva y tiene peor cobertura y no incluye llamadas (y sólo 20 días de llamadas entrantes cada mes, pero con los datos nos llega de sobra y más ahora que hay llamadas facebook y whatsapp) El resto de compañías Starhub, Singtel son unos 20SGD (11 euros) al mes la tarjeta prepago con internet. Todo es mirarlo cuando vengáis, aquí hay cosas que cambian bastante rápido. A veces hay packs con el internet de casa, todo depende de si se alquila habitación o apartamento. Los contratos normalmente son de 2 años, por eso son desaconsejables.

ROPA: Como en todas partes hay marcas caras y opciones más baratas (Cotton On es nuestra tienda favorita aquí). Las marcas occidentales son un 25-30% más caras que en España. También hay tiendas locales baratas y chiringuitos y tal. Cuando viajas por la zona también puedes aprovechar para comprar algunas cosas.

CESTA DE LA COMPRA: puedes encontrar de casi todo, pero es sensiblemente más caro que en España. Según el plato a veces sale casi más barato comer y cenar fuera (en los hawker, eso sí) que cocinar en casa (dejando aparte tema salud, equilibrio nutricional, etc.). Nosotros alternamos comidas del Food Court con comidas de tupper aunque el ambiente en la Oficina no es nada proclive a que se traigan, refrigeren, calienten o degusten alimentos en las instalaciones.

ALCOHOL: Aquí cuesta, como mínimo, el triple que en España. Una lata de cerveza en el supermercado vale mínimo 2 euros. Agárrate. El whisky, ron, etc., unos 45 euros; yo un día me eché a llorar en el supermercado. Una pinta por ahí te sube a mínimo unos 12-15 euros. Si te gusta ir de copazos en las discotecas esto empieza a tomar tintes trágicos. Las copas son pequeñas y asquerosas, un esperpento, y como el garito esté de moda te meten un rejonazo de unos 20 euros. Aquí lo malo es que parece que están de moda todas.
Lo peor es que al final los precios se acaban desvirtuando en tu cabeza y ya no sabes qué es caro y qué es barato, qué es realidad o ficción, ni siquiera sabes por qué estás ahí, ni quién te mandó meterte en esta historia con lo bien que estabas en “La Sureña” durante el máster con las jarras a 1 euro. Y un día, de repente, te encuentras en una sórdida discoteca tirando de tarjeta de crédito y pagando 150 euros por una botella de vodka. Te sientes poderoso pero es una ilusión transitoria. Poppin’ bottles lo llaman… Tened cuidado. El resto del mes acabé condenado al “chicken rice” más insípido para expiar mi culpa…
Aquí lo que se lleva es tirar de Muhm, Moët Chandon y que no pare la fiesta. Malditos. También hay opciones “baratas”, todo es organizarse. Cuidao que robar es ilegal.

TABACO: ni idea porque no fumamos, pero por la cantidad de cajetillas que se pidió la contable en la última valija imagino que caro. Además aquí les gusta prohibir, y no se ve mucha gente fumando en la calle, por lo que si puedes dejarlo antes de venir te quitas de problemas. Es una buena motivación.
CAFÉ: caro también. En puestos del Food Court 2 euros. En puestos a partir de 2-3 euros. Cafetería de 3-5 euros. Lo de Starbuks y sucedáneos aquí es de campeonato.

CINE: precios como en España a diario (6 euros), un poco más caro todavía los viernes, sábados y vísperas de fiesta(9 euros). No te olvides el gorro y los guantes, no es broma. El cine de Singapur es probablemente el lugar más frío entre el círculo polar ártico y el antártico.

LIBROS Y PRENSA: lo que quieras, aunque hay cierta censura. Hay libros que están prohibidos.

VUELOS: necesitaréis días de fiesta para conocer en profundidad los países de alrededor, no os voy a engañar, pero para un fin de semana hay muchísimos planes. Hay gente en la oficina que no para los findes. (Los precios son indicativos, no incluyen el bofetón de las tarjetas o los posibles visados que hagan falta)

– Kuala Lumpur: menos de 100 euros i/v. Una hora y pico
– Bangkok: 120 euros i/v. Dos horas y pico
– Ho Chi Minh: menos de 150 euros i/v. Dos horas.
– Bali: 150 euros i/v. Dos horas y media.
– Jakarta: 100 euros i/v. Dos horas
– Phnom Penh (Camboya): 200 euros i/v. Dos horas y pico.
– Yangon (Myanmar): 200 euros i/v. Tres horas.

Y otros muchos sitios de Malasia, Indonesia y tal, que también están más o menos cerca. Además lo normal es estar en contacto con los becarios de otras oficinas, y con los amigos que hagas aquí la mayoría te van a proponer algún viaje de fin de semana, así que aunque no lo tengas muy planeado, te vas a liar, y según avanza el año te vas viciando a viajar a esos “sitios que desde España nunca podrías”.

COCHE: no hace falta (aunque hiciera falta tampoco podríamos comprar uno, vaya, tiene más de un 100% de impuestos, así que un vw golf aquí puede costar 70.000 euros). El transporte público funciona francamente bien, es barato y los taxis son también bastante baratos. Si vives por las zonas antes mencionadas, volver una noche de fiesta es raro que te suba más de 15euros. Los taxistas son bastante honrados, alguno te intentará dar alguna vuelta de +50 céntimos pero son casos aislados y tomados incluso con cariño, especialmente cuando vuelves de viaje de Indonesia. Uber es normalmente más barato y también funciona muy bien. Hay algún español que se ha comprado una moto. Son caras porque hay que pagar muchos impuestos, pero si alguno tiene el gusanillo que se saque el carnet de moto en España y que luego lo convalide, es más sencillo. Luego aquí ya miras precios de motos y gastos adicionales (seguro, parking, etc.) y decides si te compensa. Las bicis son baratas y hay paseos agradables (East Coast Park) donde disfrutarlas bastante.

TRANSPORTE PÚBLICO: entre 50 céntimos y 1,7 euros casi todos los trayectos, depende de la distancia recorrida. No hay bonomés ni cosas de esas. Aquí te sacas una tarjeta contactless que vale para metro y bus (EZ Link Card) y a funcionar (incluso te sirve para pagar la piscina pública o el 7eleven). Se recarga y se pasa por la máquina al subir y bajar (muy importante que si no te cobran el máximo) del metro o bus y descuenta el importe del viaje. El transporte público es bastante bueno, te lleva a casi todos los lados, y la frecuencia va muy bien. A no ser que te vayas a vivir muy lejos, entre 20-35min es lo que casi todo el mundo tarda en llegar al curro. Como ya se ha comentado en el tema piso, es fundamental tener una parada de metro (MRT) cerca, el autobús está bien, pero es más irregular (hay una app –Mytransport-para ver lo que va a tardar en llegar).

CENA: aquí comer sale barato en los “food courts” (a.k.a “hawker centres” o “coffee shops”). Para el que no lo sepa, son lugares en los que hay muchos puestos diferentes de comida en el mismo recinto y bastantes mesas comunes en las que comer. Tú te pides un indonesio, tu amigo un coreano y el otro un japonés. Y a comer todos juntos. En los más castizos hay “chicas Tiger” (eso cuando empezó el país, ahora ya son “abuelas Tiger” las pobres) y te traen la cerveza a la mesa. Bueno, bonito y barato. Aunque la comida es un poco de rancho y al final cansa, ahí puedes comer diariamente por 6-9 singadolars (4-6 euros). Los restaurantes tienes mucha variedad pero ya sube la cuenta. Por 20-30 euros comes y cenas bien. A partir de ahí tienes opciones para gastarte lo que quieras.

GIMNASIO: supuestamente hay gimnasios públicos en varios puntos del país a 1 euro aprox. la entrada. Eso sí, más que gimnasios son salas con pesas y alguna máquina. Para los “heavy users”, hay que irse a gimnasios rollo fitness first; ahí la cosa sube a precios más caros que en España como hemos dicho más arriba.

PISCINAS: más de lo mismo, hay varias piscinas públicas a un euro. Bastante buenas la verdad.

PELUQUERÍAS: Hay variedad de precios. Existen peluquerías rápidas que cobran 5 singadolars. Lo normal es que cobren mínimo 20 euros a los hombres, a las mujeres obviamente más, poco más caro que en España. Además siempre está la opción, muy exótica, de cortarse el pelo de viaje. Allá cada uno.

CULTURA LOCAL: Singapur es un país muy interesante. Hay muchas cosas que una mente occidental no entiende cuando viene aquí. Lo bueno de viajar es conocer lo diferente de las culturas y de las sociedades, y Singapur es un país del que quizá España podría aprender unas cuantas cosas. Singapur es un sitio que te hace pensar. Si te gusta la política alucinarás porque te hará replantearte todo aquello que nosotros damos por hecho y consideramos “normal”, los debates sobre la disyuntiva “libertad vs seguridad” se harán eternos, recurrentes, y el complemento perfecto para darle salida al whisky del dutyfree (que no sabemos si podréis disfrutar el año que viene). Eso sí, las críticas constructivas y en bajito eh, no seas melón.
Hay bastante oferta cultural, hay ciclos de cine, teatro, a la gente le mola el rollo modernito con salas de exposición, etc. Hay de casi todo. Si tenéis la oportunidad, juntaros con locales, os enseñarán sitios auténticos y a los que nunca habríais llegado con expats. Es complicado, los singapureans son bastante cerrados en su mayoría, pero cuando consigues juntarte con alguno es muy enriquecedor. Otra cosa interesante de Singapur es que mezcla varias culturas: india, malasia, china, indonesia… Hay de todo: iglesias de todo tipo, gente vestida de todo tipo, comidas de todo tipo, y religiones que ni siquiera sabías que existían. Juntos pero no revueltos.

POSIBILIDADES DE QUEDARSE: Ahora mismo hay dos becarios haciendo la fase II de la beca en Repsol y BBVA respectivamente y su valoración de la experiencia hasta el momento es buena. Fuera de Fase II la cosa es algo distinta. Singapur era un paraíso expat hace 5-10 años y en los años 90 ni te cuento; eso se acabó. Es aplicable lo que se explica más arriba para las parejas que nos acompañan a destino en la aventura Icex. Como dijimos llevan 2 años complicando el tema a los extranjeros, aquí no vale eso de “me pongo a currar de camarero”. No es imposible, pero si tienes cero experiencia y nada diferenciador preferirán contratar a un local y quitarse de problemas. Si aportas algo que les puede interesar (y en un campo que les pueda interesar), eso ya es otro tema.

VALORACIÓN: Singapur es una ciudad interesante, suficientemente civilizado, suficientemente exótico. Serás pobre aunque podrás conocer algún sitio chulo, otras culturas, la gastronomía es variada, verás otra manera de hacer las cosas… Si quieres sumergirte en la vida local, puedes, y si no, hay españoles y expats a patadas. En definitiva, la calidad de vida fuera del trabajo aquí es buena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.