Coste de la vida TEL AVIV 2015

REQUISITOS DE ENTRADA
Tel Aviv es uno de los destinos para lo que es necesario solicitar el pasaporte de servicio. El ICEX informa con tiempo del procedimiento a seguir para obtenerlo, normalmente un par de meses antes. Para ello, será necesario personarse dos veces en la Embajada de Israel en Madrid (calle Velázquez 2 – 7ª planta) tanto para entregar la documentación como para recoger el pasaporte. Para recogerlo no es necesario que acuda el becario (en caso de no vivir en Madrid, lo puede recoger un amigo). El visado es válido para 18 meses. Una vez en Israel, hay que tramitar con la embajada de España en Israel la tarjeta diplomática de residencia (tarjeta azul), que servirá como documento de identidad durante la estancia.
Dada la especial situación del país, el control aeroportuario suele ser algo más riguroso, pero no debería presentar mayores problemas.
No es necesario vacunarse para viajar a Israel.

CIUDAD
Tel Aviv es conocida como “la Miami de Middle East”. Gente haciendo deporte, un amplia paseo marítimo, gente joven jugando a las palas o tomando el sol y puesto de socorrista al más puro estilo Vigilantes de la Playa. Por si fuera poco, también existen playas para hacer surf. No preguntes cómo, pero hay buenas olas para ser el Mediterráneo.
La media de edad en Oriente Medio es de menos de 30 años y Tel Aviv no es una excepción. Si esperabas algo estilo Benidorm donde los jubilados campan a sus anchas y te quitan la primera línea de playa a empujones puedes irte olvidando. Aquí será con chicas en bikini y jovenzuelos en bañador con cuerpos trabajados con los que tendrás que “pelear”.
Sus ciudadanos son amantes de los animales domésticos (perros y gatos mayormente) y no existe una legislación clara al respecto. Por lo dicho, es muy común encontrar cientos de gatos viviendo en las calles y aunque hay campañas de vacunación, es difícil llevar un control
Las calles por lo general son algo más oscuras que las de cualquier capital española y las fachadas de los edificios están muchas veces en condiciones lamentables pero con el tiempo lo acabas apreciando como parte del encanto de la ciudad.
Otro de los grandes atractivos de esta ciudad es el parque Hayarkon, comparable con el Central Park de NY. Aquí podrás correr, montar en bici y practicar otros deportes gracias a instalaciones habilitadas para ello: tenis, piragüismo, futbol, baloncesto, escala en rocódromo, etc. También podrás contemplar a los pobres ciervos y emús encerrados en jaulas, hacer barbacoas o tomar el sol.

CLIMA
El clima en Tel Aviv se podría comparar con el de Almería o Murcia. El clima en verano es muy caluroso y húmedo. Aunque el termómetro marque 30º, la humedad hace que el calor sea sofocante (por no hablar de un par de días en los que hemos alcanzado los 40º, que son días aislados, porque viene viento de desierto). El invierno es suave y llueve algunos días (ha habido varias tormentas fuertes, alguna incluso con granizo). El aire acondicionado es totalmente indispensable.

SEGURIDAD
Aunque la información que llega a España desde los medios de comunicación parezca decir lo contrario, Israel es un país seguro, y más aún Tel Aviv. Durante la Segunda Intifada los atentados suicidas en restaurantes, autobuses, etc. sí que eran relativamente frecuentes pero esta época quedó atrás y ya han pasado 10 años del último atentado con víctimas en Tel Aviv. En los 6 meses que llevamos en el país, no hemos sentido inseguridad en ningún momento y la vida en Tel Aviv se suele desarrollar ajena al conflicto, lo que le ha valido el apodo de la “burbuja” por parte del resto del país.
El año pasado se vivió un verano movido, con motivo de la guerra en Gaza que duró 50 días. Como consecuencia del lanzamiento de cohetes desde la Franja, las alarmas antiaéreas sonaron en varias ocasiones en Tel Aviv, aunque ninguno impactó en la ciudad, gracias al avanzado sistema antimisiles israelí.
No debe sorprender ni asustar la presencia continua de soldados por todo el país (todos y todas con rifles descargados), pues en su mayor parte son jóvenes realizando el servicio militar (2 años para las mujeres, 3 años para los hombres).
En cuanto a comentar o manifestar opiniones sobre el conflicto, la recomendación es ser discreto y dejar los comentarios para cuando se lleve más tiempo en el país y uno pueda forjarse una opinión objetiva antes de lanzar teorías precipitadas, que pudieran resultar desacertadas o basadas en los prejuicios y la ignorancia.

En lo que se refiere a la delincuencia, Tel Aviv es una ciudad bastante segura, más incluso que Madrid y Barcelona, aunque como toda ciudad va por barrios. Los barrios más “delicados”, caracterizados por una fuerte inmigración etíope y eritrea se encuentran al sur de la ciudad y alrededor de la Estación de Autobuses. Este año se han producido numerosas protestas por parte de este colectivo, que han llegado incluso a cortar las principales arterias de acceso a la ciudad, aunque este tipo de manifestaciones no es algo a lo que los españoles nos debiera sorprender. Los robos de bicicletas son frecuentes.

OFICINA
La Oficina está ubicada en el centro de la ciudad. En Israel, la semana laboral es de domingo a jueves, pero en el caso de la Ofecome, se trabaja los mismos días que en España. El horario es de lunes a jueves de 8 a 15:30 y los viernes de 8 a 14h, un horario bastante atractivo que te permite aprovechar toda la tarde.
La Oficina es pequeña y está compuesta por el Consejero Comercial (en septiembre se va a producir el relevo), la Analista de Mercado, secretaria, dos administrativos, contable, chófer y 4 becarios: 3 ICEX (Comex, Tecno, TIC) y 1 CDTI. Se encuentra a uso 500 metros de la Embajada de España.
Las principales actividades que desempeñamos son las siguientes: Estudios de mercado (dos o tres al año por becario), publicación de noticias y licitaciones, gestión del Twitter, asistencia a ferias, eventos, conferencias y seminarios que tienen lugar en Israel, elaboración y actualización de informes, colaboración en servicios personalizados y misiones comerciales (búsqueda de socios, preparación de agendas, etc), apoyo en los stands que pone ICEX en varias ferias, etc. Además el TIC se encarga de atender las incidencias informáticas de la oficina.
En cuanto a la vestimenta, se puede venir a trabajar a la oficina en polo y chinos (#ohyeah). Israel es un país muy informal, donde es habitual que el CEO de una compañía vista camiseta y deportivas. Sí que conviene traer camisas y americana/traje para algunos eventos especiales.

DOTACIÓN, MONEDA Y BANCOS
La dotación este último año ha subido de 28.000 euros a 29.000 euros. Sin embargo, el tipo de cambio actual (1 euro = 4,2 shekels) nos está afectando bastante por lo que la dotación es ajustada. El anticipo es de 4.000 euros (3.200 netos). El sueldo neto son 1.563 euros y no permite muchos caprichos (ahorrar es una utopía). Tel Aviv es la ciudad más cara de Oriente Medio. Siendo claros, si alguien tiene la idea de venir a Tel Aviv con el fin de ahorrar, salir cada día a muerte, y viajar alrededor (lo que implica coger avión) que sepa que con la dotación no llega para todo.
Todos los becarios de este año tenemos cuenta en EVO Banco, que permite sacar dinero de casi todos los cajeros sin comisión. Abrir una cuenta aquí es sencillo, pero hay comisiones para todo. El verdadero motivo por el que nos podemos ver obligados a abrir una cuenta es que Israel es un país que opera con cheques y es que es muy posible que el arrendador de nuestro piso nos obligue a entregarle cheques como forma de pago. Este año sólo uno de los becarios se ha abierto cuenta israelí, pero no le da ningún uso más allá de para pagar el piso.

ALQUILER DE PISO
Encontrar alojamiento en Tel Aviv no es tarea sencilla, por no decir que es un infierno. Todo depende de la idea que uno tenga en mente sobre lo que es una buena vivienda. En general no es barato. Pero el proceso es el mismo que en cualquier ciudad grande. Básicamente hay dos posibilidades:
1. Buscar una habitación en un piso que ya tenga inquilinos. Es bastante habitual que hagan “jornadas de puertas abiertas” a donde acuden todos los interesados en manada y que incluso te hagan entrevistas.

2. Alquilar un piso entero, sólo o con alguien más. En este caso, existen a su vez dos opciones: alquilarlo directamente al particular, o hacerlo a través de una inmobiliaria (que cobrará sus honorarios, de al menos un mes).
Es muy común que nos pidan una “garantía”, que bien puede ser una carta firmada por la Embajada que confirme que estás desempeñando tu labor en la Oficina Comercial y que lo harás hasta final de año (no siempre lo aceptan), un depósito, o la firma de un avalista israelí (este último difícil de conseguir).
Las formas de pago varían desde la transferencia bancaria, los cheques por adelantado con las diferentes fechas de vencimiento para el pago del alquiler o el cobro en efectivo.
Recomendamos usar algunas páginas de Facebook para encontrar piso, pues cuentan con más oferta que cualquier otra web (a excepción quizás de http://www.yad2.co.il, pero que es en hebreo, lo cual dificulta mucho la búsqueda).
En cuanto a los precios es también similar a lo que ocurre en otros países. La Oficina se encuentra en el centro, y ahí los pisos suelen ser antiguos y caros, pues se paga la zona. A medida que uno se aleja, los precios bajan y la calidad sube, pero no se estará tan cerca del trabajo, zonas de ocio y playa.

A vivienda se destina prácticamente la mitad del sueldo y es decisión del becario valorar qué prefiere sacrificar, pero se ha de tener en cuenta que todo no será posible. Este año todos los becarios vivimos en el centro, pero hay quien prefiere compartir en un piso reformado y quien prefiere pagando lo mismo o algo menos vivir solo (pero en un edificio que no está en tan buen estado).

Hablemos de precios. Un piso bien localizado, con dos dormitorios suele costar entre 6.000 y 7.000 shekels. Si se intenta entrar en un piso con mayor número de habitaciones con gente que ya esté viviendo allí, el precio se abarata, pasando a costar entre 2.500 y 3.000 shekels. Normalmente los precios de alquiler no incluyen gastos de agua, electricidad, gas o Arnona (que es el impuesto municipal que se paga por los servicios del ayuntamiento).

En cuanto a la posibilidad de heredar pisos dependerá de la situación personal de los becarios, aunque siempre es aconsejable preguntar. En cualquier caso, se suele tardar entre 15 días y un mes en encontrar algo que satisfaga las necesidades (hay una gran oferta de sublets, o pisos donde poder quedarse durante un breve periodo de tiempo). De todas maneras, con paciencia y alguna ayuda, se puede encontrar un buen sitio para vivir.

GASTOS VIVIENDA – INTERNET
• Internet con la compañía Bezeq: 102 shekels al mes
• Pack TV por cable (paquete básico) + Internet: 250 shekels aproximadamente
• Luz: Varia mucho dependiendo de la temporada. En verano, dado que el aire acondicionado es imprescindible suele subir. También depende de si compartes piso. De media unos 50-70 €/mes en piso de dos habitaciones.
• Arnona: impuesto municipal que depende de la zona y metros de la casa. En mi casa que somos dos pagamos, 250 shekels cada dos meses cada inquilino.
• Agua y gas: Asequible, no son gastos relevantes.

MÓVIL
Los becarios de este año nos hemos hecho contrato con la compañía Golan. El precio mensual es de 59NIS e incluye llamadas ilimitadas nacionales, 6GB, y llamadas a fijos españoles. Siempre hay ofertas y planes especiales.

ROPA
Para poder hacer una distinción de las tiendas de ropa, primero tenemos que distinguir al ciudadano israelí. Usando como criterio la vestimenta, hemos encontrado los siguientes grupos:
• Hipsters y modernos en general: como los gatos en este país, están en todos lados y son muchos. Se preocupan mucho por lo que llevan puesto, y esos calcetines blancos raidos que tú has decidido desechar, ellos los han comprado en en una tienda de segunda mano o se han hecho un DIY con resultados cuanto menos cuestionables. 
• Melasudatodo: estos van vestidos de cualquier modo, se la suda lo que llevan puesto, hace calor y eso es lo que importa, por tanto poca ropa y a vivir la vida.
• Haredim u ortodoxos: los ves y piensas… ojú qué caló! En el centro de Tel Aviv están en peligro de extinción aunque tienen una playa segregada (un día mujeres, al día siguiente varones, etc).
• Europeos: se nos nota, sí.
Las tiendas que uno encuentra en grandes capitales las vas a encontrar aquí, junto con algunas cadenas locales como Castro, Renuar o Fox. En las grandes cadenas los precios son algo mayores que en España, excepto en H&M por su política de precios parecidos en todo el mundo.
En verano la vestimenta habitual fuera del trabajo es el bañador, chancletas y camiseta (opcional).

SUPERMERCADO
La comida en el supermercado es bastante más cara que en España. No en vano en los últimos años ha habido protestas por el alto nivel del coste de vida. Los becarios solemos tirar de ofertas, ya que las grandes superficies que ofrecen buenos precios suelen estar a las afueras de TLV (necesitas coche).
El precio de algunos productos básicos como la leche o los huevos está regulado, por lo que no varían mucho de un supermercado a otro (1 litro de leche: 6 shekel, 1 docena de huevos 12 shekel).
En algunos productos como yogures o cereales la diferencia con España es brutal. El precio de un yogur Danone ronda los 5 shekel, y de una caja de cereales (de marca) los 25-30 shekel. Lo mismo para las galletas o las conservas.
Por el contrario, las frutas y verduras son relativamente asequibles, con precios similares a los españoles.
No es sencillo encontrar pescado en los supermercados, a excepción de salmón y algún otro pescado congelado. En cuanto a la carne también es algo más cara que en España.
Victory es probablemente la cadena de supermercados más económica que se puede encontrar en la ciudad, similar al Dia (existen otras cadenas algo más baratas como Ramy Levi pero que están en las afueras por lo que se requiere de coche para ir). Otras en las que solemos comprar los becarios son Mega, AMPM (esta más cara por abrir 24 horas al día), Shufersal y Tiv Taam. Este último supermercado es el único en el que se puede comprar cerdo, por tratarse de un supermercado no kosher (además abre los sábados también).
La comida no kosher no tiene mucha demanda, solo así se explica que quieras comprar bacon para hacerte un buen desayuno o una pasta carbonara o echárselo a una pizza congelada y te pidan más de 30€/kg por él. De jamón y otras exquisiteces mejor no hablamos, directamente traéroslas desde España o que os las traigan vuestras visitas.
Los productos de higiene personal también son más caros que en España, sobre todo el desodorante (hasta 25-30 shekels!!). Las cremas del Mar Muerto están muy bien de precio, eso sí. La crema solar ronda los 40 y pico shekels.
3 litros de detergente líquido 38 shekels.

RESTAURANTES, CAFETERÍAS, FIESTA, ALCOHOL.
El precio de los restaurantes no difiere mucho del de los españoles. Además, hay numerosos restaurantes de humus, falafel, shawarma etc. a precios bajos.
El café es bastante más caro (en torno a 12 shekel). Las cadenas Cofix y Cofizz que cada vez cuentan con más cafeterías, venden cafés y un cada vez mayor surtido de productos por solo 5 shekels, lo que está empujando al resto de cafeterías a reducir sus precios.
Las propinas en los bares con terraza y restaurantes no están incluidas en la factura y, aunque no son una obligación impuesta, puede considerarse obligación moral dejar el 10% del total; otra cosa está mal visto.
Alcohol: carísimo. Una copa en un bar/discoteca supera los 50 shekels. Además, es habitual que al pedir el menú, el precio haga referencia únicamente al vodka/ron/gin/etc, por lo que a ello hay que sumar el precio del refresco y la propina. En el supermercado una botella ronda los 80-100 shekels o incluso más. Una cerveza en un supermercado ronda los 10-15 shekel y en un bar 30 shekel. Se pueden encontrar muchos bares con “happy hour” con ofertas 2×1, normalmente a última hora de la tarde. Es importante mencionar que los supermercados dejan de vender alcohol a partir de las 23.00 y son estrictos con eso. Si son las 23.01, olvídate de comprar, el propio sistema informático del cajero no les permite registrar la venta…
Cerca de la Oficina Comercial se encuentra Layam Sakam, una tienda Duty Free. Una vez se obtiene la tarjeta azul, cada becario tiene derecho a comprar 15 litros de alcohol al mes (también venden tabaco y comida) hasta que se cumplen 6 meses de la llegada al país. Merece la pena, porque os ahorraréis mucho dinero; una botella de 1 litro de alcohol ronda los 10 dólares. Aquí el catálogo: http://www.layam.com/catalog/
Si fumáis la recomendación es que os hagáis un favor y lo dejéis. No sabemos deciros que se os joderá antes, si los pulmones o la cuenta corriente .

CINE
Suele ser en versión original, con subtítulos en hebreo. El precio ronda los 45 shekel.

TRANSPORTE EN TEL AVIV
En cuanto a los medios de transporte Tel Aviv dispone de una extensa red de autobuses que comunican todos los puntos de la cuidad y zonas aledañas. El precio del viaje en autobús urbano es de 6,90 shekel. Los autobuses no operan durante el shabbat.

Existen también sheruts, que son “taxis compartidos” aunque se asemejan a minibuses. Recorren la misma línea que los autobuses con la particularidad de que se pueden parar en cualquier punto del recorrido. El precio es parecido al del autobús, en torno a 6 shekel y operan también los sábados.
Los taxis no son más caros que en España. Normalmente intentan negociar un precio hasta destino, pero siempre se tiene la opción de exigir taxímetro.
La ciudad dispone de un sistema público de alquiler de bicis que por 250 shekels al año permite la utilización de una bicicleta por periodo de 30 minutos, lo que es tiempo suficiente para llegar a cualquier lugar. Sin embargo, es necesario contar con una tarjeta de crédito israelí para darse de alta por un año, por lo que este año ninguno de los becarios nos hemos suscrito. Sí que es posible obtener suscripciones para periodos más breves de tiempo sin necesidad de tarjeta.

Si se vive alejado del centro también existe la posibilidad de comprar una bicicleta (nosotros hemos comprado bicicletas de segunda mano, a otros becarios, o en la calle Levinsky). Se están poniendo de moda las bicis eléctricas, mucho más caras pero también más cómodas, sobre todo para los días de mucho calor, así como los patinetes eléctricos (llamados korkinets).

Incluso si vivís cerca del trabajo es recomendable una bici (y un buen candado) para poder hacer algo de deporte, ir al mercado o hacer excursiones cerca de TLV. Hay numerosos carriles bici por la ciudad por lo que da gusto montar en bici (y según tus piernas, ajusticiar de vez en cuando a algún flipado que va como loco en su super-cool bici eléctrica que le ha costado un ojo de la cara)

TRANSPORTE POR ISRAEL Y PAÍSES DE ALREDEDOR
Las infraestructuras del país son aceptables. Tiene autopistas de varios carriles y carreteras bien asfaltadas. Al no ser un país muy grande, la red ferroviaria no está muy desarrollada, pero todas las poblaciones están decentemente comunicadas. Los autobuses funcionan bien y son un medio bastante económico.
Lo primero que debes saber es que el shabbat lo condiciona todo. Simplemente desde la puesta de sol del viernes hasta la puesta de sol del sábado (concretamente hasta que “luce” la tercera estrella del firmamento, qué poético queda esto) no existe transporte, salvo taxi. Esto obliga, sobre todo cuando vienen visitas, a alquilar un coche para irse de finde.
Para desplazarse al aeropuerto Ben Gurion, la mejor opción es el tren, que tarda 15 minutos y cuesta 16 shekels. Sin embargo, durante el shabbat, la única opción es el taxi (alrededor de 160 shekels).
Para desplazarse a otras ciudades, el autobús (el tren es también cómodo aunque algo más lento) y el sherut son los medios de transporte más adecuados, con excepción de Eilat, a donde aconsejamos viajar en coche o avión. Jerusalén se encuentra a apenas una hora en autobús (19 shekels el trayecto en autobús, aproximadamente 25 en sherut).
El alquiler de coches es buena opción para hacer rutas por el país (Galilea, Golán, el Neguev, Mar Muerto, etc.). En Israel no existen cargos extra por devolver el coche en otra sucursal, pero sí que existe una tasa de alrededor de 25 dólares por recogerlo o devolverlo en el aeropuerto. En caso de alquilarlo para un día o dos, el kilometraje será limitado (a 400kms en el caso de un día), por lo que a veces conviene cogerlo para 3 o más días, para que salga más barato. Un último apunte: las principales compañías de alquiler de coche no ofrecen seguro en caso de viajar por los Territorios Palestinos. La gasolina está a 6-7 shekels el litro.
Los territorios controlados por la Autoridad Palestina son áreas relativamente seguras, en donde los españoles son bien recibidos e incluso se está intentando relanzar el turismo y el comercio. El medio de transporte más habitual es coger un autobús desde Jerusalén a cualquiera de las ciudades de Cisjordania (Belén, Ramala, Hebrón, etc) y no hay que olvidarse el pasaporte, que será requerido por las autoridades en el control del viaje de vuelta.
Dado el clima político, la Embajada no recomienda viajar a países fronterizos, con excepción de Jordania, pero si es deseo del becario hacerlo, es posible aunque con algunas dificultades. La frontera con el Líbano está cerrada, por lo que habría que coger un vuelo y hacer escala en un tercer país (los sellos en el pasaporte pueden presentar problemas: un sello de Israel puede imposibilitar la entrada en países árabes, y el sello de algunos países puede ser motivo de interrogatorios al entrar a Israel). En cuanto a Egipto, Israel tiene relaciones diplomáticas y es posible viajar, sin embargo, no es sencillo, pues habrá que cruzar la península del Sinaí en autobús (conviene preguntar a la embajada por la situación del momento en lo concerniente a seguridad) o en avión (los vuelos, carísimos, unos 400 euros, están operados por Air Sinai, aerolínea que no tiene página web). Para cualquier desplazamiento la embajada española puede aconsejar y dar directrices a quien lo solicite.
Desde el aeropuerto de Ben Gurion hay vuelos baratos a Chipre, Turquía y a muchas ciudades del centro y del este de Europa como Berlín o Budapest. Si en tu año en el CECO has establecido relaciones amorosas y tu chico/a ha sido destinado a un país lejano, tendrás que privarte de otras cosas para poder ahorrar e ir a verle (las alertas de Skyscanner pueden obrar milagros si rezas un poquito, que para eso estamos en Tierra Santa).
Si quieres viajar a Asia, las aerolíneas más baratas son Transaero y Aeroflot, siempre con escala en Moscú. A los que os guste viajar en avión vais a disfrutar, al resto es un coñazo. Aún así se pueden encontrar chollos, como TLV-Pekin desde 350 euros o TLV-Nueva Delhi desde unos 450.

IDIOMA
Los idiomas oficiales son el hebreo y el árabe aunque, en general, los nombres de las calles, carteles y avisos suelen estar traducidos al inglés y a veces también al ruso (hablado por el 15% de la población). La mayor parte de restaurantes suelen disponer de menús en inglés y se puede decir que el 80% de la población habla el idioma o al menos lo entiende.
También hay gran cantidad de hispanoparlantes (argentinos en su gran mayoría), con lo cual no es raro escuchar español en las calles. Además, las telenovelas son muy populares en el país (Rebelde Way fue un auténtico fenómeno aquí, no es coña), y gracias a ellas son muchos los que chapurrean nuestro idioma.
Si hay interés por el becario de aprender el idioma local, existen academias de hebreo (Ulpan), donde se puede aprender el idioma. El precio es de alrededor de 500 shekels al mes, si pagas varios meses a la vez.

DEPORTE Y GIMNASIO
Tel Aviv es una ciudad muy propicia para practicar cualquier tipo de deporte. Los israelíes son en general muy deportistas (la mayoría están en muy buena forma física, no sólo los jóvenes, por lo que se ven cuerpos cincelados por todas partes). Fútbol, baloncesto, gimnasios, atletismo, natación o deportes náuticos son varias opciones. Otra alternativa son practicar deportes en la playa, como el volley, las palas (muy populares, llamadas matkot) o frisbee. También son muy aficionados a ver futbol europeo y baloncesto en general.
Este año estamos haciendo (para nuestra sorpresa) surf. Quién nos lo iba a decir. Al principio alquilamos tabla y traje de neopreno por unos 60 shekel la hora. Hay sitios más caros en el que el material es mejor, pero por ese precio mucho no se puede pedir. Al final dos de los becarios decidimos comprarnos una tabla cada uno. Una softop nueva nos costó 1000 shekel. Las shortboard de segunda mano de 7 pulgadas están a 800 shekel. Si eliges una molona y profesional shortboard con la que pareces Kelly Slater, vas a pasar penurias para mantenerte a flota, o sea que imagina ya coger una ola y ponerte de pie…
El precio de los gimnasios es similar al de los españoles, en torno a unos 200 shekels al mes o incluso más.
Clases de tenis, unos 290 shekels por 4 horas al mes. Carísimo.

PELUQUERÍA
Un corte de pelo para chicos ronda los 40-80 shekels. No es tanto que sea caro, sino que con un 98,34% de probabilidad tu peluquero será rarito, no hablará muy bien inglés y te lo cortará a su estilo, y no te va a reconocer ni tu madre cuando te vea. Yo ya he encontrado a mi peluquero de confianza que habla inglés, corta bien, rápido y barato, eso sí, en los arrabales de la ciudad. Para las chicas bastante más caro, entre 130 y 250 shekels dependiendo del tinte, rulos o extensiones elegidas. 

MUJERES Y HOMBRES Y VICEVERSA
Lo siguiente vale tanto para ellos como para ellas: los israelíes son tremendamente directos y no se andan con rodeos. Son bastante atractivos y desinhibidos (por no decir algo más grosero, no apropiado para un foro tan fino como este…) sobre todo los chicos. Cuidan mucho su aspecto físico y es habitual que te hagan preguntas personales como conocer tu sueldo, así que no hay que sorprenderse ni molestarse por ello.
Aunque no conviene hacer generalizaciones, algunas de las características comunes de gran parte de los israelíes son las siguientes: impacientes, perseverantes, informales, creativos, emprendedores. Les gusta discutir así como apostar por el riesgo.
Tel Aviv es un destino muy “gay-friendly” (no tanto el resto del país), y ofrece una gran oferta de ocio para este colectivo.
Y sí, es un buen destino para pillar 😉

POSIBILIDADES DE QUEDARSE:
Las posibilidades de quedarse en el país son complicadas, a no ser que seas judío, en cuyo caso no existe ningún tipo de dificultad sino todo lo contrario. El principal problema es conseguir visado, cosa nada fácil.
Es necesario bien un contrato con una empresa para poder obtener un visado, lo cual por lo que hemos oído no es nada sencillo o bien obtener un “visado de pareja” en caso de tenerla. Esto es lo que sabemos a día de hoy, ya que aún no hemos investigado más allá sobre este tema.

OTRO INFORMACIÓN DE INTERÉS:
Enchufes: Suelen tener 3 agujeros en vez de dos, pero no supone ningún problema ya que los aparatos electrónicos de España funcionan perfectamente.
Objetos básicos recomendables traer desde España: esto depende de los gustos de cada uno, la única peculiaridad de Israel es la dificultad de encontrar productos con carne de cerdo (jamón, chorizo, etc…) o el clásico ColaCao .
Horario: GMT + 2. Es decir, una hora más que España. Amanece y anochece bastante más temprano que en España, en torno a 1 o 2 horas antes.
La conducción es bastante caótica: no ponen intermitentes, adelantan de cualquier manera, tocan el claxon a la mínima, etc… Pero te acabas acostumbrando 

CONCLUSIÓN:
Tel Aviv es un destinazo por muchos motivos aunque normalmente no suele tener mucha demanda (y no entendemos por qué, repetimos: es una ciudad muy segura!!).
Las pegas son básicamente dos: dotación justa (llegar a fin de mes llegas, pero sin poderte permitir ahorrar ni grandes caprichos) y dificultad para viajar a muchos países de alrededor (por la situación política) o lejanos (por precio).
Pero la parte buena supera con creces a la parte mala: Hay playa y buen tiempo durante la mayor parte del año, muchísima gente joven, un buen horario de oficina, lugares únicos que visitar, multitud de start-ups de alta tecnología, conferencias y eventos de gran interés (sobre ciberseguridad, smart-cities, agrotecnología, biomedicina, etc), un ambiente muy informal y desenfadado, puedes practicar todo tipo de deportes, chico/as guapo/as, multitud de bares y terrazas, ¿qué más puedes pedir?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.