Coste de la vida SANTIAGO DE CHILE 2015

VISADO: es necesario hacer cuanto antes los papeles del visado porque tardan muchísimo, un mes mínimo, y al final se van juntando las fechas. Tuvimos que entregar, aparte de los papeles que entrega el CECO, el certificado de penales (no hace falta legalizarlo), una foto y un certificado médico, creo recordar. Y hay que rellenar una solicitud online y te dan un número de seguimiento donde puedes ver cuándo está listo. Y pagar como 56 USD. Y todo esto físicamente, por supuesto, al recogerlo además te toman las huellas. Con el visado hay que entrar en el país antes de 90 días, y MUY IMPORTANTE, aunque no os vais a acordar, que en el cuño que ponen de entrada en el aeropuerto se lea con claridad la fecha, sino después los trámites burocráticos se vuelven infinitos. Una vez en el país, se hacen mil papeles y te dan el RUT (nunca olvidaréis esa palabra), que es el equivalente al DNI español y que sirve para absolutamente todo. Sin RUT no existes en Chile.

DOTACIÓN: la dotación de Santiago este año son 23.000 euros, repartidos en un adelanto de 2.300 y trece pagas. Este año el peso chileno está volátil, hace un año se canjeaba a 750 pesos por euro y llegó hasta 800. Cuando nosotros llegamos se canjeaba a 730 por euro, ha ido bajando hasta los 654 y ahora mismo ha vuelto a subir hasta 718. La dotación está bien, en general da para vivir bien, sin lujos pero sin privaciones y para poder viajar.
Todos los becarios nos abrimos antes de venir una cuenta inteligente con EVO banco, que te permite sacar dinero en cualquier cajero sin comisiones. Aquí es complicado abrir una cuenta bancaria dadas las restricciones chilenas (muy difícil sin nómina y burocrático como todo en este país). De todos modos se puede abrir una cuenta en Banco Estado (cuenta Rut) de manera gratuita.

IDIOMA: en Chile se habla español, así que en principio los becarios no tenemos ningún problema con el idioma. Aunque los chilenos utilizan muchas palabras diferentes a las nuestras y a veces no te entienden del todo. El teléfono es otro mundo y a veces parece que hablan literalmente otro idioma.

CLIMA: el clima de Chile varía según la zona. Las estaciones son al contrario que en España. Cuando llegamos a Santiago en enero era pleno verano (como julio español) y durante el día alcanzamos los 30 grados aunque por las mañanas y de noche refresca y hay que ir con chaqueta. Hacia abril empieza a refrescar y de mayo-junio a finales de agosto hace frío por las mañanas/noches (lo normal es no bajar de los 2 grados aunque este año estamos llegando a 0) pero durante el día aumenta la temperatura rondando los 15 grados. La sensación durante la noche es de mucho frío porque las casas están muy mal acondicionadas y no tienen calefacción. En Santiago apenas llueve, en los seis meses que llevamos únicamente ha llovido dos días y en invierno la contaminación es brutal y ni te permite ver los Andes.
La zona Norte de Chile es más calurosa y el sur muy frío y lluvioso.

OFICINA: la oficina está situada en el barrio de Providencia, barrio pijillo-residencial, que junto con las Condes es donde están casi todas las empresas de Santiago. El horario para los becarios es de 8.30 a 15.30 horas y solemos comer en media hora en el trabajo. Un viernes al mes el Consejero organiza un desayuno para toda la oficina y el resto de viernes solemos bajar a desayunar a alguna cafetería. Ahora mismo estamos 9 becarios (4 ICEX, una becaria del Gobierno Vasco, otro de Canarias, una de Murcia, una becaria de Valencia y otra de Asturias). Además hay tres administrativas, el ordenanza, el Consejero y una analista (y en breve se va a incorporar un segundo analista). El ambiente de la oficina es muy bueno. Hasta ahora, a falta de un segundo analista, los becarios dependemos directamente del Consejero. El trabajo se organiza por sectores (minería, moda, infraestructuras, energía, sanidad, química, industria, TIC, agropecuario y agroalimentario, inversiones, etc.) y los becarios hacemos de todo: estudios de mercado, consultas, agendas y servicios personalizados, asistimos a reuniones de empresas españolas que vienen a la oficina, acudimos a seminarios, participamos/organizamos ferias… La carga de trabajo es muy muy grande y el Consejero delega en nosotros bastante responsabilidad: por ejemplo este año algunos hemos podido ir a inaugurar un parque eólico o asistir a un encuentro entre Embajadas europeas y autoridades chilenas en representación de la Oficina.

ALQUILER: todos los becarios vivimos en la zona de Providencia, cerca de la oficina. Recomendamos alquilar piso en esta zona para poder ir andando al trabajo. Ahora mismo tres de las becarias ICEX compartimos un piso en el metro Salvador, que dejaremos en herencia 😉 Es un piso grande (salón/cocina muy grande, tres habitaciones, dos baños y terraza) comparado con otros pisos de tres personas, que suelen tener una habitación de servicio más pequeña que las otras. A nosotras nos encanta y está muy bien situado, a 15 min andando de la oficina y con un súper cerca. El alquiler son 680.000 pesos (unos 340€ mensuales cada una). Nuestro departamento es un poco más barato de lo habitual, ya que el piso es más antiguo y sin ascensor y no tiene gimnasio y piscina. Pero se compensa con que es muy grande y muy “hogar” y está completamente amueblado. El casero es majísimo y en general te compra lo que le dices que falta o se estropea.
Otros becarios autonómicos comparten pisos más nuevos de dos habitaciones y dos baños, con gimnasio y piscina y sale por unos 450 € cada uno al mes. Los edificios más nuevos tienen ascensor, portero 24 horas y algunos también trastero (galpón).
A esto hay que sumarle gastos comunes, que dependen del tamaño del apartamento y de si tienen varios porteros y pueden rondar entre los 80-150 €. Muy a tener en cuanta al alquilar piso, porque puede que el piso no sea tan caro pero los gastos comunes (que nunca están incluidos en el alquiler) pueden subir muchísimo si el edificio tiene piscina y/o zonas comunes.
El otro becario paga 380.000 pesos (unos 540€) en un departamento pequeño, con salón con cocina de barra americana y un dormitorio para él y su pareja, más 40.000 pesos de gastos (57€), más internet aparte.
Otras zonas buenas son Santa Lucía, Ñuñoa, muy bien de precio aunque más lejos para ir andando al trabajo o las Condes, ya más caro.
En general compensa alquilarlo amueblado, aunque nosotras tuvimos que comprar una cama, una tele y varias cosas más. En el grupo de Facebook de Españoles en Santiago todo el mundo compra/vende de segunda mano y resulta muy útil.
Lo habitual es que al alquilarlo te pidan el mes de entrada, un mes de fianza y medio mes de comisión. Lo normal es hacer las gestiones con agencias y es cómodo. Algunos de los portales más comunes para alquilar son Portalinmobiliario o Compartodepto para compartir piso.
Hay gente que contrata una chica de la limpieza (aquí se llama nana), que cuesta 15.000 pesos el día (21,5€), suelen ir un día a la semana entre 4-6h. Es importante que sean recomendadas o de confianza, porque no voy a explayarme aquí, pero pueden suceder cosas feas si es de origen desconocido.

GASTOS DE LUZ, AGUA, INTERNET: el agua fría suele ir incluida en los gastos comunes del piso. Nosotras contratamos una tarifa de VTR para internet de 27.000 pesos (38,5€) al mes, por 40MB. Si sumas luz, gas y electricidad sueles pagar unos 50-70€ al mes, según cuántos compartáis piso. En los meses de invierno, el gas y la electricidad suele subir algo más. Y a esto hay que añadirle los gastos comunes, que pueden ser entre 80-150€ más.

TELÉFONO: hay varias compañías de teléfono con tarjetas prepago. Entre las más importantes están Claro, Virgin y Entel. Virgin no funciona muy bien, por ello en la oficina casi todos tenemos Claro. Venden bolsas de datos y minutos, la bolsa de 500 megas con redes sociales a parte (gratis el consumo de redes sociales) está en torno a los 6,5€ al mes. Entel (que es la más grande y creo que la más cara) tiene la mejor cobertura.

ROPA: en los malls, hablamos del Costanera que es el que mejor pilla de Providencia, están Zara, Mango HyM… Zara y Mango son bastante más caras que en España, HyM algo más caro pero más asequible. Eso sí, traen ropa de la temporada pasada en la mayoría de las tiendas. Luego podemos hablar de las departamentales Paris, Ripley y Falabella, como si fuera El Corte Inglés, pero algo más caro. En Providencia están empezando a proliferar tiendas de ropa de segunda mano, mucho más asequibles, la ropa está muy bien tratada y puedes encontrar muchas cosas chulas. Si vas al centro encuentras tiendas mucho más baratas, como en todo. En general, bastante más cara que en España.

CESTA DE LA COMPRA: considerablemente más cara que en España si la compras en supermercados, se puede comprar en mercados y ferias pero están lejos del barrio donde suelen vivir los expatriados. Los domingos hay un mercado de fruta y verdura bueno, de 11 a 17 de la tarde, en Providencia, al otro lado del río Mapocho enfrente de la fuente del Parque de la Aviación. El precio de la cesta de los supermercados varía según en qué comuna/barrio se encuentre, no hay homogeneidad de precios en cada cadena. Hay supermercados similares al Lidl o al Día como el Ekono, supermercados de gama media como el Santa Isabel o el Líder y supermercados de gama alta, como el Jumbo, donde puedes encontrar los caprichos de expatriado que busques.
Es complicado comprar carne de calidad aunque el chofer de la oficina es muy majo y consigue productos como aceite, carne, frutos secos, pescado… a una excelente relación calidad/precio.

ALCOHOL: es caro comparado con España, una lata de Escudo o Cristal en supermercado (y en botillería, que tienen el mismo precio) ronda los 500 pesos, unos 70 céntimos, hay alguna más barata pero nada comparado con las Steinburg a 26 céntimos o cerveza de marca blanca.
Dentro del destilado hay grandes diferencias respecto a España, la ginebra es considerablemente más cara y el problema está en que no se encuentra tónica básica de calidad (botellas de litro y medio de ”Canada dry” o de “Nordic Mist” como mucho), el ron es muy barato y se aconseja probar el licor nacional, el pisco.
La cerveza en los bares se suele servir en schops, que son jarras de entre 33 y 50 cls, a veces también tiene la opción de pitcher, que es un litro y medio de cerveza. El schop está entre los 2.000 y los 3.500 pesos (dependiendo de la calidad de la cerveza y del bar) y el combinado (un cubata o cocktail en España) entre los 3.000 y los 5.000 pesos. En discotecas el precio sube bastante.

TABACO: el tabaco se vende en cajas de 10 cigarrillos y de 20, la de 20 cuesta en torno a los 2.500 pesos. El tabaco de liar de las típicas marcas conocidas en España es muy caro, pero está la marca “Madison” que por menos de 4.000 pesos lo tienes. Los puritos tipo faria cuestan en torno a 10.000 la cajetilla de 20 (mucho más caro que en España).

CAFÉ: No tienen cultura cafetera, en muchos “Coffe breaks” o similar es café soluble, y, para estar rodeado de países productores de café (Brasil, Colombia), no tienen buen café en los supermercados. Cuesta encontrar una cafetera italiana y lo más que hay son cafeteras eléctricas. En un bar te cuesta un café unos 1.000 pesos. Recordar que a todos los precios en bares y restaurantes se le suele sumar un 10% de propina que es el sueldo del camarero.

CINE: Nosotros vivimos y trabajamos todos en Providencia, así que solemos ir al cine en Costanera Center. La entrada normal cuesta 5.200 pesos (unos 7,5€) pero hay entrada reducida de lunes a miércoles a 4.100 pesos (5,8€) y estudiantes también pagan menos, unos 1.900 pesos (2,7€). Pero este año ha habido una promoción de Atrápalo, que compramos por 1.990 pesos (2,7€) y podemos ir al cine cualquier día de la semana por ese precio, vamos como dos o tres veces al mes. El cine es en VOS, excepto las películas de niños que están dobladas en latino y alguna que otra película, pero os avisamos de que es rarísimo ver las películas dobladas así. Además está el Centro Cultural de Providencia y el Centro Cultural de la Embajada de España que organizan bastantes ciclos de cine, y otros institutos de otros países, así que por oferta no será. También hay lo que se conoce como Cine Prime, que va desde los 5.500 hasta los 8.000 pesos (7,8-11,5€) dependiendo del día. El Cine Prime es una americanada que consiste en ver la película en butacas de cuero, con la posibilidad de pedir comida y bebida mientras se ve la película. En el SMTM anterior (2008-2009) además añadían que hay típicos cines de barrio que ponen pelis europeas a mitad de precio (cine arte Tobalaba/Alameda), Matucana 100 (sic), pero nosotros no hemos pasado del Costanera. Los cines del mall Parque Arauco (si alguno se va a vivir a las Condes) también están muy bien.

LIBROS: en ningún país hemos visto los libros tan caros como en Chile. Los chilenos tiene uno de los IVA al libro más caros del mundo (19%), hay pocas librerías comparado con otros países. Los libros chilenos son caros pero los importados son prohibitivos. Creo que ninguno de los becarios que están este año ha comprado ninguno, al menos ninguno físico… Hay muchísimas librerías o puestecillos de libros de segunda mano, sobre todo por Lastarria.

VUELOS: (Mal)acostumbrados como estamos a Europa, con Ryanair y compañía, los vuelos en Sudamérica son caros, pero claro, las distancias tampoco son las mismas. Con LAN, que es la compañía nacional, los vuelos nacionales pueden salir por unos 100€ y con los internacionales, comprados con algo de anticipación, se puede ir a Buenos Aires por 200€, Sao Paulo por 250€, Lima por otros 250€, Río es algo más caro y sale por unos 300€ e Isla de Pascua, nosotros lo compramos con cinco meses y nos costó 420€. Sky Airline es otra aerolínea, algo más barata, pero se agotan rapidísimo los billetes. Salen ofertas de vez en cuando, así que está bien estar pendiente porque a veces se encuentran chollos, como Isla de Pascua por 350€, pero ya avisamos que no es lo normal.

VIAJES: pues de dos tipos, nacionales e internacionales. Chile es un país bonito y tiene un montón de cosas para conocer, eso sí, las distancias son enoooormes y muchas veces es necesario desplazarse en avión para no perder infinitas horas en la carretera. Aunque los buses (algo que tiene muy sorprendidos a estos becarios) son muy cómodos, algunos semi-cama y otros cama, y algunos de los trayectos se pueden hacer viajando de noche, así que ahorras una noche de hotel y puedes incluso dormir. Nosotros planeamos así hacer un viaje a Puerto Varas, para visitar la Región de los Lagos pero estalló el Volcán Calbuco en la zona, así que no pudimos ir. Fuimos en bus también a Mendoza, que está en Argentina nada más cruzar los Andes, y estuvimos medio fin de semana haciendo los trámites en la frontera por ser el puente de mayo, así que cuidado con eso también, que se colapsa. Se debe conocer el Desierto de Atacama al norte (desde allí se puede hacer incluso el viaje hasta Uyuni, en Bolivia, muy recomendable), con cuatro días es suficiente y en cualquier momento del año. Imperdible Patagonia, al sur, en los meses de primavera o mejor aún, de verano, bastante más caro pero impresionante. En general, los sitios turísticos elevan bastante los precios, sobre todo en temporada alta. Por supuesto, Cajón del Maipo, Valparaíso, Viña del Mar, dunas de Concón e Isla Negra, que están a poco más de una hora de Santiago (y hay muchos más sitios que nos faltan por conocer, parques naturales, cerros…). En Chile hay de todo, playa, islas, glaciares, parques naturales, desiertos… hay quince días de vacaciones y bastantes puentes, que si aprovechan bien, dan para mucho. A los que les guste el esquí, como a una hora y poco de Santiago hay estaciones decentes, eso sí, más caro que en España. Y así se huye del smog, otra de las características maravillosas de Santiago: como no llueve ni de coña en esta ciudad (llevamos más de cinco meses y hemos visto caer dos gotas dos días), no hay viento, la ciudad se encuentra encajonada entre dos cordilleras y el crecimiento de la ciudad y el transporte público hace que sea irrespirable el ambiente en Santiago en invierno. Los niveles de contaminación atmosférica en invierno son increíbles y la mitad de los días estamos en emergencia ambiental pero con calma, que esto es Latinoamérica. Creo que los extranjeros somos los únicos preocupados.
Con respecto a los viajes internacionales, con la dotación se puede viajar relativamente con frecuencia, en general los becarios están viajando a Buenos Aires, Pascua, Río, Sao Paulo, Iguazú… y esperamos visitar La Paz y Perú antes de que acabe el año. Uruguay también está cerca y desde Buenos Aires se puede visitar con comodidad si se dispone de días. La becaria TIC además ha viajado a Asunción en una ocasión, y para la segunda vez espera visitar Iguazú desde allí, también es una posibilidad.

ALQUILER DE COCHE: hay mucha oferta, con la empresa Chile Car (chilecar.cl) te hacen un 10% de descuento si dices que llamas de la Embajada. A veces hacen ofertas buenas. No sale excesivamente caro en general, como en España o más barato. Hay que tener en cuenta que hay peajes para ir a cualquier sitio desde Santiago, incluso dentro de la ciudad. La gasolina es más barata que en España. Por poner un ejemplo, alquiler de un día para ir a Valparaíso e Isla Negra + peajes + gps + gasolina: 90 €. Con el carné de conducir español es suficiente, aunque muchos nos sacamos el internacional pero realmente no hace falta. Cuidado con los seguros y los permisos para cambiar de país, por ejemplo, en Patagonia, para ir a Argentina, se requiere comprar un permiso antes de entrar en la frontera.

TRANSPORTE PÚBLICO: otro de los grandes problemas de esta ciudad que por lo visto sólo preocupan a los extranjeros, debe ser que como ellos no conocen nada mejor… Recomendación a los becarios (debería poner obligación, pero allá cada cual): buscar apartamento en un ratio que permita ir andando a la Oficina. Este año somos nueve becarios y absolutamente TODOS venimos andando, y cualquier otra posibilidad nos parece remota no, lo siguiente. El metro de Santiago está mal dimensionado para sus más de 5 millones de habitantes y en hora punta, aunque pasa con mucha frecuencia, es imposible subir. Incluso hay gente de metro encargada de evitar problemas al subir y bajar de los trenes. Puedes dejar pasar tranquilamente cinco trenes hasta encontrar un mínimo espacio para subir y poder respirar. El resto del día es un metro normal, con una buena frecuencia, y relativamente barato, entre 700 y 800 pesos según la hora del día (1-1,15€) por trayecto. Cierra sobre las 23h. El bus lo cogemos poco porque suele haber bastante tráfico, pero el precio es el mismo, y llega a más lugares que el metro. Y aquí el metro es de pobres: a Vitacura y parte de Las Condes (las zonas luxury) el metro directamente no llega. Los taxis son baratos, comparados con España (con Madrid sobre todo), no suelen salir los trayectos por más de 5€.
Otra opción es comprarse una bici (de segunda mano o en la calle San Diego), por 100 € o menos, depende del tipo de bici. Además, hay servicio de alquiler de bicis municipal. Son bicis de color naranja que, registrándote en la web y pagando (al año sale por unos 70 € o algo menos), puedes coger bici en cualquiera de los puntos en los que hay. Hay uno justo en la puerta de la oficina. Hay carril bici en pocas calles, si vives cerca de carril bici genial, si no, la gente suele ir por las aceras (esquivando a la gente), porque los coches y autobuses conducen fatal y es un peligro… aunque hay gente lanzada que va por la carretera (casco imprescindible!).
Para ir y volver del aeropuerto hay varias opciones. Coger el metro hasta Pajaritos y allí un bus, que tarda unos 45 minutos, es la opción más barata pero nunca la hemos probado. Coger un transfer (nosotros usamos Transvip) que va de puerta a puerta por 12.600 pesos (unos 18€) o tenemos un taxista de confianza en la Oficina que nos lleva por 15.ooo pesos (21,5€) y nos trae por 18.000 (25,8€) porque al salir del aeropuerto con pasajeros los taxistas tienen que pagar una tasa extra.

CENA: no salimos demasiado a comer fuera, porque no es tan barato como en España, pero se puede permitir. Hay toda una colonia de restaurantes españoles, colonizados por españoles, con relativamente buenos precios. Por Providencia está el Formentera, que ofrece un menú diario y los martes tiene ofertas de tapas a 1.000 peso, el Magdalena (típico bar español), en Barrio Italia está el Ruca que los jueves tienen gin tonics a 1.000 pesos. En Bellavista hay muchísimos restaurantes, entre los que destacamos el peruano Ciudad Vieja. Otro restaurante muy bueno y con ambiente es el Liguria, con varias sedes, una cerca de Manuel Montt (otra calle llena de bares). Luego están las típicas picadas chilenas, como La Piojera, Café Brasil o El Hoyo (que hayamos conocido hasta ahora). Son más baratas y bastante auténticas y divertidas. La comida chilena sin más, y la comida peruana es una delicia. Después hay todo tipo de chinos, japos (el sushi es bastante barato) e italianos… en fin, algo parecido a los que estamos acostumbrados. Después es como todo, hay sitios caros y sitios baratos y la experiencia heredada de becarios anteriores está escrita en tablas de piedra. Los días de oficina, el Consejero nos deja comer aquí (tenemos nevera y microondas), así que comemos de tupper o bajamos a comprar empanadas o ensaladas en cualquiera de las tiendas que hay cerca de la oficina. Cerca de la oficina está el mercado de Providencia, que vende “tuppers” de comida ya hecha por menos de 2000 pesos (2,5 €).

GIMNASIO. Ninguno de los becarios Icex de este año nos hemos apuntado a gimnasio, pero se ven muchos. Otros becarios han pagado 150.000 pesos por seis meses (unos 215€). En muchos edificios hay gimnasios de la comunidad, con máquinas. El centro de juventud de Providencia, donde vivimos y donde está la oficina, ofrece talleres por las tardes y, entre otros, tiene zumba (no hay mucha más oferta de deportes…., creo que yoga y baile). Sale muy barato, como a 23 € dos meses, una hora dos veces a la semana. En la calle Santa Isabel, en Providencia, pero ya en el límite con Nuñoa, hay una piscina municipal. Con el plan joven (hasta 29 años incluidos), sale a 20 € aproximadamente la entrada mensual, libre, de 9 a 18 horas. Además funciona como gimnasio y tiene muchas clases, todo muy bien de precio. En los parques, los fines de semana, suelen hacer clases grupales gratuitas como zumba o yoga.

PISCINAS: En cuanto a piscinas cubiertas, repetimos lo dicho en la parte de gimnasio. En cuanto a piscinas al aire libre, la mayoría de los edificios tienen piscina, así que seguro que muchos tendréis, o conoceréis a alguien que tenga y os invite. Aparte, sabemos que hay piscinas en verano en el cerro de San Cristóbal, con vistas muy chulas de la ciudad, pero algo caras (8-9 € la entrada).

PELUQUERÍAS: Nadie ha ido a la peluquería aún, pero la gente tiene como miedo de ir a una peluquería chilena. Normalmente la gente pregunta por peluqueras españolas en grupos de Facebook de españoles en Chile y siempre contesta alguien.

CLASES DE IDIOMA: Las academias suelen ser bastante caras, más que en España. Hay una que sale algo más barata, para inglés, en el metro Salvador, se llama el Rincón del Inglés. Tienen clases de conversación, preparación de IELTS y TOEFL, y hay bastante flexibilidad en los horarios. Además, es fácil encontrar profesor particular preguntando en Facebook. Las clases particulares rondan entre los 17 y 25 € la hora. Uno de los becarios intentó apuntarse a portugués y desistió por los precios. Otra opción es buscar alguien que dé clase de conversación, que puede ser más económico.

RELIGIÓN Y CULTURA: La mayor parte de la población chilena practica la religión católica. El resto de los creyentes son protestantes y hay un 1% de judíos. Hay muchas iglesias por toda la ciudad, entre las que destacan la Catedral y la Basílica de San Francisco. El horario de culto es parecido al español, con menos Misas a diario y los domingos por las mañanas y a las 19.30-20 de la tarde. Cultura: hay varios centros culturales (Providencia, España,…), muchos museos, algunos gratuitos (GAM, Museo de la Memoria, Historia Nacional de Chile…), exposiciones, conciertos… Siempre hay algo que hacer en este ámbito y suele publicitarse bastante. Importante traer carnet de estudiante, que suele haber descuentos en todos los sitios. Recomendable el Museo de la Memoria, y en el GAM suele haber teatro bastante barato. Mención aparte, el Centro Cultural de la Embajada de España, que también suele organizar cosas.

POSIBILIDADES DE QUEDARSE: Hay posibilidades de quedarse si uno sabe moverse y consigue contactos. La mayoría de españoles que vienen a Chile encuentran trabajo rápido, pero el problema está en los salarios. Si te pagan un salario chileno no compensa quedarse, el salario medio no llega a los 650 €, lo ideal es que te contrate una empresa española. En cuanto a becarios de Fase I, aquí se quedaron dos del año pasado (uno con la Fase II y otro encontró trabajo por su cuenta). Además, vinieron otros dos becarios de Fase I de otros países. Hay bastantes empresas españolas, por lo que si se mueve el currículum puede ser fácil quedarse.

OTRA INFO DE INTERÉS: No hace falta ponerse vacunas especiales, aunque es recomendable la de la hepatitis A y C, tétanos, fiebre tifoidea y fiebre amarilla (esta última si vas a viajar por países tropicales).
Es necesario comprar un adaptador para los enchufes. Hay aparatos que entran y otros que no, pero es recomendable, porque los enchufes chilenos tienen tres patas y además la electricidad funciona regular.
El seguro médico funciona bien, aquí tiene convenio con la Clínica Alemana, que es la mejor de Chile y la segunda mejor de Sudamérica, y aunque hay convenio con la Seguridad Social, la sanidad pública de Chile es de risa.

CONCLUSIÓN: Chile es un buen destino, dentro de lo que es Sudamérica es bastante seguro, tiene mil sitios que visitar y en muchas zonas de Santiago parece que estás en Europa (¡parece!). La dotación da para vivir bien y viajar, sin pasarse derrochando pero tampoco privándose de nada, aunque nos ha sorprendido un poco que sea tan caro para el nivel de vida que hay (algo más caro que Madrid). Hay mucho trabajo, por lo que profesionalmente es un buen destino para aprender y hacer contactos con empresas. Y muchos planes por hacer, lugares que visitar… siempre hay planes y mucha gente con quien hacerlos, nunca paramos, por lo que personalmente también es muy buen destino. 100% recomendable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.