Coste de la vida BRASILIA 2011-2012

DOTACIÓN:
26.000 €. Si te organizas, da para viajar, aunque no penséis que seréis «nuevos ricos» porque Brasil está muy caro. El tipo de cambio varió mucho durante el año bastante (2,26-2,61 reales/euro). Este año 2013 creo que ha variado (de manera bastante positiva – devaluación del real con respecto al euro) y ha sobrepasado los 3 reales/euro.

ALQUILER:
Vivimos en un apartamento de 4 habitaciones, el mismo que los becarios del año pasado, cerca de la embajada y pagamos, en total, R$ 4.700 (con plaza de aparcamiento incluida).

Los precios suben cada año. De hecho, la casera incrementó el precio, con respecto a lo que pagaban los anteriores inquilinos, R$ 1000. Se puede conseguir un apartamento individual en zonas más apartadas por un precio poco superior, incluso con piscina en la comunidad.

El principal problema con el piso es que cuando a nosotros nos dijeron que subía 1.000 reales nos pusimos a buscar econtramos cosas pero muchas veces no es posible por papeleos (burocracia brasileña). Te piden, fiadores, fianzas, etc.

GASTOS DE LUZ Y AGUA Y CALEFACCIÓN:
No se utiliza calefacción en todo el año (no hemos estado en ninguna casa que tuviera sistema de calentamiento alguno). La luz R$150 entre 5. El agua lo paga casi siempre la comunidad (va incluido en el precio del piso).

INTERNET:
Pésimo servicio. Fue toda una odisea contratarlo. Pagamos R$ 100 entre 4. Tenemos el «paquete más básico», que incluye televisión por cable (aunque la mayoría de canales chulos estaban capados) y teléfono fijo con llamadas a fijos locales gratis.

La compañía que contratamos es NET, la única que ofrece más de un mega, tenemos 10 megas, aunque con muchos problemas de funcionamiento. Hay compañías que ofrecen paquetes de internet+teléfono móvil. Aconsejable tener en cuenta esta opción.

TELÉFONO:
El móvil no es muy caro. Algunos tenemos tarjetas prepago y otros contrato. Con prepago es muy barato si llamas a colegas que viven en tu Estado (¡Ojo! Si cambias de Estado, con prepago, es semejante a cambiar de país: te cobran más por hacer llamadas y también por recibir) y tienen tu misma compañía. R$ 20-30 /mes.

Varios becarios optaron por un contrato de la compañía Claro porque querían tener un Smartphone (para utilizar Whatsapp principalmente) y no teníamos un terminal libre. Pagamos 85 reales al mes, y tenemos permanencia de 12 meses, el plan incluye: un Motorola Spice (el peor Smartphone con Android que había – muy mal resultado: se ha estropeado uno y los otros dos no van muy allá), 50 minutos de llamadas (dentro del Distrito Federal, insistimos, pues para llamadas entre diferentes Estados se pagan precios muy caros, de aproximadamente 1 real el minuto tanto por llamar como por recibir), 500 MB de conexión a internet al mes y 1.000 mensajes.

Tras nuestra experiencia creemos que lo más aconsejable es traer teléfonos libres de España. En este caso lo mejor es que optéis por la compañía TIM, que no subvenciona terminales pero tiene unas tarifas de prepago muy buenas (0,50 reales al día por usar internet ilimitado, si ese día no lo usas no pagas, y llamadas muy baratas).

Es importante que si pensáis que haréis muchas llamadas entre vosotros, optéis (contrato o prepago) por la misma compañía, porque las tarifas son mucho más baratas en llamadas a operadores de tu misma compañía.

ROPA:
Ropa de marcas extranjeras muy cara. Ropa brasileña de precio parecido al de España, pero de peor calidad.

La ropa de invierno no es muy necesaria, aunque si se tiene intención de viajar a Argentina o Chile en invierno, o a Perú (uno de los más recomendables), será necesario, como mínimo, un abrigo.

A la oficina no era necesario acudir en traje, excepto que hubiera alguna visita o videoconferencia importante. Lo aconsejable es llevar traje para los primeros días, ferias, alguna reunión o evento pero a diario con chinos, camisa y zapatos es suficiente.

CESTA DE LA COMPRA:
Precio total parecido a España, aunque depende del supermercado que elijas y del tipo de alimentación que lleves. Si te adaptas a la alimentación brasileña (arroz, feijao, etc.) gastarás parecido o menos que en España. La fruta es definitivamente más barata, la carne es del estilo, aunque es muy difícil encontrar cerdo. También es complicado encontrar pescado y Los embutidos más caros. Los cereales son más caros, la cerveza del estilo también. Olvidaos del vino y el queso español. Los importados son carísimos, porque los aranceles son altos. Aun así, existen alternativas como Queso de Minas o Catupiry y para beber, se puede encontrar algún vino argentino que esté bien por unos 10€.

CERVEZA:
Primero, diremos que las cervezas aquí tienen menos cuerpo que en España. Son bastante ligeras y las sirven casi heladas, lo cual es de agradecer. La más barata es Schin, alrededor de R$1,15 /lata. Skol y Antarctica, salen por unos R$1,70 /lata. .
Otras marcas que están bien son Devassa, Bohemia u Original. Son un poquito más caras, pero en el bar apenas se nota la diferencia. Se puede encontrar cerveza de importación (Heineken, Guiness, Murphy’s, etc.) pero más caras.

UN TÉ O UN CAFÉ:
El café es muy barato y creo que de buena calidad. El té, hay de todo tipo de precios pero en general como en España. Tienen todas las marcas internacionales y además es muy bueno.

TABACO:
Más barato que en España, sobre un 50%. El paquete de Malboro de caja dura está a R$ 5,50.

ENTRADA A DISCOTECA:
En este aspecto, Brasilia sale bien parada en comparación con el resto de Brasil, donde por lo general es más caro. Hay oferta, aunque nada que ver con otras ciudades del país, como São Paulo o Rio de Janeiro.

Lo que más frecuentamos los becarios 2011-2012 fue Play (25 reales) y a fiestas que se organizan cada mes o así, Makossa y Mafua (30 reales aprox.). En este enlace http://brasilia.deboa.com podéis ver las fiestas que se organizan y los mejores bares. Hay mucha variedad de conciertos de rock de bandas cover.

CINE:
En torno a unos R$15 peli normal y R$20 el 3D. Las pelis se pueden ver en BSO con subtítulo en portugués o dobladas. En este enlacehttp://divirta-se.correioweb.com.br/ podéis ver la programación de cine todos los días. También tenéis ciclos de cine gratis y exposiciones en el CCBB http://www.bb.com.br/portalbb/home22,12 … Menu=10674.

LIBRO:
Hay librerías en los principales centros comerciales donde encontraréis autores nacionales y casi todos los internacionales que pueden encontrarse en España, aunque la oferta es menos variada. Los precios, bastante parecidos a los de España. Unos 40 reales los libros en una edición «bonita», con una presentación cuidada y unos 15-20 reales los libros de bolsillo.

Casi todos en portugués, aunque también se pueden encontrar en inglés o español.

VUELOS:
Definitivamente, más caros que en España, aunque dependiendo del destino y de la anticipación se encuentran cosas aceptables. Desde Brasilia, el más barato es Belo Horizonte (con un mes debería salir por R$180). Buenos precios para Rio, São Paulo, Salvador e Iguazú en torno a los R$200-300 todos. Lo más caro es el nordeste (Natal, Fortaleza), el norte (Manaus) y el sur (Porto Alegre, Florianópolis).

Conviene destacar que no son aerolíneas low-cost, aunque algunas, como Webjet, quieran parecerlo – no en precio claro -, dándole un aspecto austero al avión y cobrando por la comida. En todas vuelas con el precio de la maleta incluido y en algunas, como TAMLAN y Avianca, te ofrecen aperitivo. Suele haber ofertas muy interesantes los fines de semana de las compañías TAM y GOL.

Un punto importante es los problemas que se pueden encontrar para comprar los vuelos si sólo se cuenta con tarjetas de débito. Bien, en ese caso la mejor opción para comprar con TAM es seleccionar la modalidad de pago «pago en lotérica», imprimir un «número de pago» y, en el plazo de 2 días, pagar el billete en los puestos de lotería. Otra opción es llamar a una agencia de viajes que suelen reservar vuelos por 40 reales cada vuelo.

Con una tarjeta de crédito se facilitan mucho las cosas en este sentido. Lo más recomendable es contar con una. La tarjeta de crédito funciona en muchos más sitios que la de débito, que funcionan sólo con la red CIELO, que suele haberla en muchos bares, pero no en otros muchos, como por ejemplo en los supermercados. Otro fastidio es que las tarjetas de débito sólo funcionan en los cajeros de dos bancos: Banco do Brasil y Bradesco.

GASOLINA:
Bastante cara. La más cara del país, con diferencia, la de Brasilia. Los becarios tenemos coches gasolina, aunque también existen de etanol. Asimismo, existe otro tipo de motor llamado Flex que admite ambos combustíbles. La gasolina está en R$2,83.
Aviso: La gasolina contiene un 20% de etanol por ley. Por tanto, no es pura.

ALQUILER DE COCHE:
Los alquileres son baratos si la recogida y la entrega son en la misma ciudad (dejando el coche en una ciudad diferente el precio se dispara), hay coches por 70-100 reales al día. El problema es que, aunque te digan que el coche está asegurado, aquí prácticamente todas las compañías trabajan con seguros con franquicias muy altas, de 2.000 reales o más. Es decir, si le ocurre algo al coche, aunque tenga seguro, tenéis que pagar la reparación hasta esos 2000 reales.

TRANSPORTE:
Desgraciadamente (porque son carísimos y porque la mayoría de nosotros ha vivido en Madrid durante varios años sin necesidad de utilizarlos) se hace casi obligatorio adquirir un coche. En esta página podéis encontrar la oferta de coches de segunda mano en Brasilia http://correiobraziliense.vrum.com.br/b … &estado=DF. No esperéis nada de menos de 10 años y nada por menos de 6.000 reales.

En Brasilia hay metro y autobuses pero casi no los hemos utilizado porque vamos en coche a todas partes. El metro funciona como un cercanías y no cubre toda la ciudad. El autobús cubre más, pero muy deficitariamente. No llega a todas partes y sus horarios son bastante «libres». De cualquier modo, el precio del bus es de R$3 o de R$2 si es el circular. El metro cuesta R$3.

Uno de los becarios tenía una bicicleta. Viviendo más o menos cerca de la Oficina, sirve para desplazarse al trabajo (sobre todo cuando no llueve, en la temporada de lluvias es más rollo). Por unos 300 reales se puede adquirir una mountain bike de 21 velocidades.

COMER FUERA:
Depende lo que te quieras gastar. Puedes comer por R$13 con bebida o irte a un japonés buffet libre y dejarte R$50. Los japoneses merecen la pena, están ricos y bien de precio en comparación a España. Digamos que por R$25 deberías cenar. También puedes ir puedes irte a un asador desde R$60 buffet libre.

GIMNASIO:
En general son caros. El más barato que encontramos, y al que vamos, sale, contratándolo trimestralmente, por unos R$ 80-90 /mes, aunque depende del trimestre. También había quién practicaba boxeo: R$125. Capoeira: R$ 70.

CLASES DE BRASILEÑO:
Con el portero de la Embajada (licenciado en Filología y profesor de español), por unos R$30/hora. En la Universidad de Brasilia (UnB) hay cursos bimestrales por aproximadamente 700 reales, algunos hicimos un curso nada más llegar, pues en octubre hay un turno. Las desventajas frente a dar clase en la embajada son la lejanía y que, a pesar de ser un poco más económico, las clases no son individualizadas. No obstante, puede estar bien hacer algún nivel al comenzar. Hay muchos niveles diferentes e iréis a clase sólo con hispanohablantes.

CLASES DE SAMBA:
De samba, nadie ha dado clases…

MASAJE:
El precio habitual es de unos 50 reales (también más barato). En hoteles o sitios más caros (salones y sitios pijillos) hasta 120 reales. Hay mucha gente aquí a la que le encanta la acupuntura pero nadie ha probado.

VALORACIÓN:
En este ciudad se echa de menos la vida de calle tipo pasear y un centro de ciudad más vivo (aquí es un downtown de oficinas estilo americano con calles casi vacías de peatones, pues la ciudad está pensada para el coche), aunque después la vida es cómoda: vas con el coche a todas partes, pero apenas hay tráfico y puedes aparcar en cualquier sitio.

También es una ciudad relativamente segura (sobre todo comprándolo con otras ciudades del país, como Rio de Janeiro o São Paulo), aunque se deben tomar precauciones y recordar que se está en Brasil.

En general, es una ciudad en la que es importante hacer amistades porque ellas serán quienes te digan lo que está pasando en la ciudad y te recomendarán a dónde ir. Es un poco boca a boca en ese sentido. No es difícil adaptarse, porque lo mejor con diferencia del país es la gente brasileña. En general amables, acogedores, cálidos. Se toman la vida con mucha tranquilidad e intentan ayudarte en cada momento, siempre con una sonrisa en la boca. En Brasilia no hay muchos extranjeros por lo que es mucho más fácil mezclarse y conocer brasileños. Digamos que hay menos incentivos a “quedarte entre españoles” (más que apenas hay) que en otras grandes ciudades brasileñas, como en São Paulo.

Teniendo en cuenta que se viaja bastante (aunque ni de lejos como en la mayoría de destinos asiáticos), no te aburres cuando estás en la ciudad. Si se busca un poco, hay actividades que hacer (escalada, gimnasio, natación, clases de idiomas, fiestas en discotecas y casas, eventos universitarios, etc.).

En general, creemos que es un lugar que merece la pena. La dotación da para vivir, viajar y conocer Brasil (seguramente no tanto como querrías por tiempo y dinero), es un país interesante en muchos sentidos y encontrarás gente de trato amable, con una sonrisa y siempre dispuestos a ayudarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.