Coste de la vida HABANA 2011-2012

Me he basado en el que realizó mi antecesor, variando lo que creía necesario, y añadiendo un par de puntos que echaba de menos. Espero que os sirva.

DOTACIÓN: 31.000 € (anticipo de 10.000, con una retención del 11%). Da para vivir bien y viajar. La moneda local convertible, el CUC, tiene cambio fijo paritario con el dólar (US), aunque al cambio siempre se pierde alrededor de un 3%. Ej: 1€ = $1,3 = 1,27 CUC.

OFICINA: La oficina se encuentra en el barrio de Miramar, donde están la mayoría de las embajadas y oficinas de La Habana, aunque se encuentra bastante apartada de la Embajada, que está en Habana Vieja. Está bien comunicada con otros barrios céntricos (Vedado, …), con lo cuál no es necesario vivir en el mismo barrio. La oficina es pequeña, con 4 españoles (Consejero, analista de mercado, contable y becario), y 4 cubanos (2 secretarias, 1 mujer de la limpieza y 1 chófer). Todo el mundo está por encima de los 40, menos una secretaria, que tendrá 30 y pico. La oficina es muy tranquila, no hay gran carga de trabajo, aunque tampoco te aburres, y entre la gente hay buen rollo. Horario de 8:00 a 15:30

ALQUILER: Sale bastante caro por culpa del pasaporte de servicio. Con este pasaporte, el Estado obliga a alquilar con alguna de sus inmobiliarias, que tienen una oferta muy limitada de apartamentos cuyos precios parten de los 900 CUC el apartamento individual, 1.200 CUC el apartamento doble y 2.000 CUC una casa con tres habitaciones (todos amueblados, con aire acondicionado, tv por cable y piscina). Prácticamente todos se encuentran en Miramar, el barrio diplomático. Se pueden encontrar opciones más baratas sin amueblar y sin electrodomésticos, pero que si se comparte realmente merecen la pena, y permiten vivir en otras zonas. Yo vivo en una casa en Miramar con mi pareja, que trabaja, y la pagamos entre los dos, pero para una persona sola no es asumible. Recomiendo enterarse de quien va por parte de la escuela diplomática, y ponerse de acuerdo para compartir. Ahora mismo esta becaria comparte con otra chica de la Embajada, y el año pasado en ese mismo piso vivía también el becario ICEX. Están en Vedado, zona bastante buena porque tiene mucho ocio, y está cerquita de la oficina en coche (10-15min). Pagan 800 CUC (sin gastos) porque lo cogieron sin amueblar.

SANIDAD: El ICEX te pone un seguro “de accidentes”, que conviene leerse al dedillo, y si no convence la cobertura puede ser una buena idea complementarlo con el seguro de Asistur para residentes temporales en Cuba, que cubre mucho más, y que puede merecer la pena dependiendo del motivo por el que te haga falta ir al médico. Los hospitales son una castaña, por muy buena fama que tengan los médicos. Las infraestructuras y equipos son viejos, los medicamentos son limitados, y la organización es un caos (pueden saltarte por llegar 2 minutos tarde a una cita, o hacerte esperar una hora y media)

BANCA: Yo me hice una cuenta en el BFI porque me lo recomendaron, pero al final la he tenido que cerrar porque exigían tener un depósito de mínimo 500 euros en la cuenta, o te penalizaban, y además la burocracia para hacer cualquier gestión era un infierno. Yo no recomiendo abrirse una cuenta en Cuba de no ser que se tenga algún interés especial, y de abrirla, mejor hacerlo en el Metropolitano, que creo que no son tan tocap***tas como en el BFI, que te piden una carta por escrito para hacer cualquier gestión, desde solicitar una chequera hasta una tarjeta de crédito. Yo pago la casa con la tarjeta del banco español (ojo con los límites de compra), y saco dinero del cajero cuando me hace falta, y así voy tirando.

GASTOS DE LUZ AGUA Y CALEFACCIÓN: Actualmente estaré pagando unos 60 CUC de luz, que para una casa no está mal. No tengo aire acondicionado, que subiría bastante la factura. De agua me están cobrando unos 90 CUC al mes porque se rompió una tubería, y se escapa el agua, pero como es un problema de la casa estamos intentando que lo asuma la inmobiliaria. La calefacción aquí no existe.

INTERNET: si se consigue que la compañía se digne a poner una conexión, anda por los 200 y pico CUC la tarifa plana y creo que hay bonos de 60 CUC por unas horas a la semana. Las conexiones son pésimas, se creía que iban a mejorar con un cable que tiraron de Venezuela, pero no ha sido el caso. Yo tiro con el del curro, y me basta.

TELÉFONO: el teléfono fijo no es caro. Sale por unos 20-25 CUC´s al mes. La telefonía móvil es más cara: 0,45 CUC/min por llamar (8:00-23.00) y 0,10 CUC/min en horario reducido (23.00-8.00). Ojo, que si te llaman desde un teléfono fijo pagas por recibir la llamada como si el que llamases fueras tú. Y alegraos, que hasta febrero también pagabas si te llamaban desde un móvil. Los sms cuestan 0,09 CUC.

ROPA: Como dijo el becario anterior, Cuba no es un lugar dónde dedicarse a renovar el fondo de armario. No obstante, hay tiendas boutiques en los centros comerciales (advertencia: no imaginarse un centro comercial al uso) y en algunos hoteles, con ropa similar a la europea. Ahora, los precios son probablemente el triple que para la misma prenda en Europa. Ejemplo: un vestido normalito en MNG no te baja de los 120 CUC, pudiendo llegar a valer más de 200. Y en ropa de hombre, tres cuartos de los mismo, y además con una ropa bastante hortera, similar a la que usan los cantantes de reggaeton.

CESTA DE LA COMPRA: lo de las compras en Cuba tiene su aquel. Las compras se pueden hacer de tres formas: en las “tiendas” (equivalentes a nuestros supermercados), en los “agros” (mercados en las calle) y “por la izquierda” (gente que va por las casas o por la calle vendiendo lo que cada uno pueda buenamente conseguir, puro mercado negro, muy habitual aquí).
Los precios en las tiendas son bastante altos (ej: brick de leche de un litro 2,90 CUC, paquete de arroz de 500 gr. 2 CUC, …). Además en estas tiendas no se venden fruta, verdura ni muchos otros productos (ni pensar en pescado). De las más completas es el Centro Comercial Palco, que es donde compran la mayoría de los extranjeros, y cuyos productos estrellas suelen ser de la marca Dia% (sí, sí, del Dia% ese superbarato, pero sin el superbarato), y un supermercado que hay en 3ª y 70, que es lo más parecido a un Carrefour que vais a encontrar.
En los agros se pueden comprar frutas y verduras, y también carne (de cerdo, y no en todos). Los precios varían de uno a otro y según el momento, pero son relativamente asequibles. El problema de los agros es que generalmente sólo se puede comprar por la mañana, aunque se puede dejar la compra para el finde.
En el mercado negro también depende mucho del proveedor que uno encuentre, y no siempre es más barato que el agro por ejemplo. Lo que ocurre es que normalmente venden cosas que “están perdidas”, es decir, que no se pueden encontrar en el agro o en la tienda.
La Embajada realiza pedidos periódicos a Diplomatic, una empresa española que vende a diplomáticos en el extranjero. Esto viene bien para comprar algunas cosas, como el aceite de oliva (carísimo aquí), las bebidas (vino, cervezas,…) y algunos productos que no se encuentren en Cuba. El problema es que tarda unos 3 meses en llegar, pero cuando llega merece la pena ^_^

CERVEZA, REFRESCOS Y DEMÁS REFRIGERIOS: las cervezas tienen precio fijo, es decir, cuestan lo mismo en el supermercado que en los bares estatales: 1 CUC (también hay cerveza en moneda nacional, pero no en todos los bares). En los restaurantes privados, hoteles y discotecas son más caros, en torno a 1,5-2 CUC pudiendo llegar a costar hasta 3 CUC, lo que se considera robo a mano armada por los cubanos. Los refrescos nacionales van de los 55 cts de CUC al CUC. Si hablamos de la Coca-Cola, van de 0,8 a 2 CUC.
En cuanto al alcohol, el ron, obviamente, es la mejor opción: desde 3,85 CUC la botella de añejo blanco a 7 y pico el Havana de 7 años. Los cubatas varían según los bares, pero son muy baratos (pongamos unos 2 CUC de media). Los mojitos varían desde los 10 pesos nacionales (menos de medio dólar) hasta 6 CUC en lugares turísticos. Los daiquiris y demás suelen ofrecerse solo en sitios turísticos y tienen precios entre 4 y 6 CUC. Ojo con el mojito, sobre todo en los sitios para guiris, en los que tienden a ponerte un vaso de agua con limón y azúcar decorado con una hojita de hierbabuena. En la casa de Asturias los hacen bastante buenos, pero en La bodeguita del Medio, con toda la fama que tienen, son más bien flojos.
En cuanto al vino, el nacional es muy malo (según un somelier cubano que conocí, lo mejor que se puede hacer con él es fregar baños), y el de importación es bastante caro si se atiende a la relación calidad-precio (Ej: Terras Gaudas en España 10-11€, en Cuba más de 50 CUC).

CAFÉ/TÉ: los precios difieren mucho dependiendo de si son establecimientos en moneda nacional o pesos convertibles. En moneda nacional, pueden ir desde 1 peso un expreso minúsculo hasta 5 un café con leche (en polvo). En pesos convertibles resulta más caro, a partir de 0,5-1 CUC el expreso. El paquete de café (250 gr) en las tiendas sale por 3 y pico CUC. Aquí se toma poco té, aunque los rusos dejaron su huella en ese sentido, y se puede encontrar buen té en una tienda rusa que hay en Vedado.

RESTAURANTES: La gastronomía está mejorando bastante gracias a los restaurantes privados que están surgiendo como setas en La Habana. En general, hay restaurantes desde muy muy baratos (comer un plato por 25 pesos cubanos = 1 dólar), que sueles ser estatales, y cuyo servicio y cocina son para acordes al precio que se paga, hasta muy caros (comer por 40 dólares o más), que suelen ser privados, con un servicio bastante más atento y una cocina de mayor calidad. Es importante, en cualquier caso, revisar bien la cuenta, especialmente cuando es una cena de varias personas, porque las “confusiones” son muy habituales, sobre todo en los sitios estatales. Por la calle se pueden comer perritos calientes o pizzas por 5 o 10 pesos cubanos, cuya calidad es acorde a su precio.

TABACO: El tabaco cubano es más barato que el internacional, unos 1.20 CUC la cajetilla del tabaco normal. También hay tabaco fuerte, de 0.60 la cajetilla, solo apto para los pulmones más curtidos, pero que fuma muchísima gente aquí. Por supuesto, los puros Habanos son más baratos que en el extranjero, y si los queréis para regalar y quedar bien no os recomiendo comprarlos en la calle, sino en las tiendas que encontraréis prácticamente en cada hotel.

TRANSPORTE PÚBLICO: Para mí este es uno de los mayores problemas que tiene Cuba.
Los autobuses urbanos cuestan de 40 céntimos a 1 peso cubano. Suelen ir bastante llenos, y a veces se montan auténticas batallas campales por acceder al bus en cuestión, ya que en la parada pueden llegar a juntarse hasta 50 personas según la hora y la línea, para entrar en guaguas que ya llegan llenas. El momento lata de sardinas está asegurado.
Los taxis colectivos, o almendrones, que tienen rutas fijas cuestan 10 ó 20 pesos cubanos dependiendo del trayecto (es decir algo menos de 0.5/1 dólar). Son muy buena opción de transporte, mil veces más recomendable que el bus. Se identifican fácilmente porque son los coches americanos de los años 50. Recomendable aprenderse cuanto antes las rutas y tarifas, y decir a dónde vas antes de subirte, no sea que acabes en la otra punta de La Habana.
Los taxis normales, que se pagan en CUC son normalmente “negociables”, excepto los más nuevos que van por taxímetro. De los setenteros (Ladas amarillos y negros), algunos tienen taxímetro, pero no suele utilizarse y lo habitual es negociar el precio antes de subirse, para que no te timen. Así que depende de la habilidad negociadora de cada uno, pero suelen partir de 2 ó 3 CUC para arriba, dependiendo de la carrera.
Desde el aeropuerto suelen pedir 20 ó 25 CUC según a dónde se vaya. Una carrera al Vedado o Miramar no debería costa más de 15 CUC, a la Habana Vieja 20 CUC. Si se tienen ganas y paciencia, se puede salir a la carretera e intentar parar a algún taxi q no esté en la cola de dentro del aeropuerto y sacarle la carrera por 10 CUC. También hay autobuses, pero pasan con una frecuencia aproximada de una hora.

OCIO NOCTURNO: En La Habana hay varios locales donde se tocan conciertos casi a diario, y algunos sitios que son más bien discoteca, y que abren todos los días. Los lugares más populares para el fin de semana van desde el Don Cangrejo, La Cecilia o el Dos Gardenias, en Miramar, hasta varios bares en Vedado. Para consultar las opciones de ocio que hay en la ciudad existen páginas web como http://habana.kewelta.cu, con las que seguramente te saques plan a diario. Es normal cobrar por la entrada sin consumición, entre 2CUC y 5CUC. La música es cubana (salvo contadas excepciones). Se puede dividir en tres categorías: reggaeton cubano, insoportable a partir de la 3ª canción, salsa-casino y fusión, la más recomendable con diferencia. Por fusión me refiero a los grupos de moda en el momento, que tocan en directo. También es posible encontrar Dance y música electrónica, aunque hay que buscarla, y suele ofrecerla sólo un grupo que da fiestas que se llama Sarao. También hay un bar que se llama el Submarino Amarillo que tiene música más pop-rock. Otra opción de ocio nocturno es el clásico botellón, en la calle G, punto de reunión de los universitarios, y el Malecón.

AGENDA CULTURAL: es uno de los puntos fuertes de La Habana, donde cada mes hay festivales o muestras de cine, exhibiciones de danza, ballet, teatro, etc… Todo a precios populares (ver al Ballet Nacional de Cuba por 10 pesos cubanos, es decir, menos de medio dólar). En la página indicada anteriormente también te puedes enterar de todas estas actividades. El cine (llevar chaqueta, aire acondicionado nivel nevera) cuesta 2 pesos cubanos, pero salvo excepciones las películas son viejas, y se proyectan en versión original subtitulada. En el Festival Internacional de Cine en La Habana, que cae por Noviembre creo, te puedes comprar un bono de 25 entradas por 1 CUC, pero las colas en los cines son kilométricas, sobre todo si la peli es buena.

LIBROS: hay varias librerías por la ciudad, que tienen más o menos los mismos libros. La oferta no es especialmente amplia ni variada, por no hablar de la temática, política en el 85% de los casos. La Feria del Libro es una buena oportunidad para aprovisionarse de libros super baratos para todo el año, aunque conviene traerse alguno de casa porque la Feria es en febrero.

VIAJES: salir fuera de Cuba es bastante caro, independientemente del destino. Lo más barato es Cancún (unos 200 euros ida y vuelta). Costa Rica, según fechas, por unos 400 dólares, Jamaica 600 dólares, Perú 800 dólares… Sin embargo, ahorrando se puede salir. Por Cuba también caerán unos cuantos becarios a lo largo del año.
Normalmente, para dentro de Cuba, el becario tiene coche, pero en caso de no querer usarlo para viajar se puede optar por los autobuses, entre 10 y 30 CUC según el destino (se recomienda llevar chaqueta al bus porque el aire acondicionado lo ponen a tope).
El alquiler de coches oscila entre 70 CUC diarios en temporada baja hasta 100 en temporada alta. Los vuelos internos tienen precios fijos, y a veces son una buena alternativa, sobre todo para ir a la otra punta de la isla. La Habana-Santiago son unos 125 CUC por trayecto.

COCHE: Hay opiniones diversas. Según algunos becarios, es imprescindible y se puede vender casi por el mismo precio que por el que se compró según otros, es muy cómodo y facilita cosas que sin coche seguramente no se harían, pero no es imprescindible. Yo me uno al primer grupo, sobre todo si quieres salir un poco de La Habana, ir a la playa, o hacer la compra en algún sitio que no sea la esquina de tu casa. El problema es si te sale malo, porque el tema de las piezas allí es un problema, aunque yo tengo un contacto en España que vende piezas y accesorios de la mayoría de las marcas, que me vino bastante bien para arreglar el coche que yo compré, y que le puedo pasar al nuevo becario. El combustible, aparte de malo (los diesel caen como moscas), no es nada barato (ahora mismo la regular cuesta 1,20 CUC / L y la especial 1,40). En mi caso no voy a vender el coche que compré, ya que como tengo familia en la isla lo dejaré a nombre de alguien de allí. Pero no suele haber problema en encontrar vehículos diplomáticos en venta, hablad con la gente de la embajada española para que os ayuden.

GIMNASIO: Hay algún gimnasio normal (un poco cutre en comparación con los estándares europeos) por 8 CUC al mes (al menos el que está en 17 y E, Vedado). Otros menos cutres pueden llegar a cobrar hasta 2,5 por sesión, y cada vez más los particulares se están montando sus propios centros de aeróbicos y spinning, que suelen salir por 2 CUC la clase. La opción “VIP” es el Club Habana, en Miramar, en el que hay que hacer suscripción anual por 900 CUC, y tiene las mejores instalaciones, piscina, canchas de tenis y hasta una playa propia. Seguramente es el mejor sitio de La habana, y además se puede compartir la inscripción con otra persona. Algunos hoteles también ofrecen la opción de ir a su gimnasio/piscina por una cuota al mes, por ejemplo, el Meliá Habana, que se me ocurra ahora mismo. También se puede optar por no pagar nadar, y correr por 5ª avenida, como hace un montón de gente (aunque hay una contaminación de cuidado).

RESUMEN: La dotación está bien, da para vivir y viajar sin pasarse. En mi caso, no estoy ahorrando mucho porque me metí en una casa un poco cara, y me muevo bastante por la isla. Al principio puede haber un poco de choque cultural, por la escasez en las tiendas, y el ritmo más pausado al que viven los cubanos (sobre todo para un bicho de ciudad como yo), y adaptarse a como funciona todo puede llevar algunas semanas. Pero una vez empiezas a cogerle el truco a las cosas te das cuenta de que Cuba tiene mucho que ofrecer, y lo que te va a faltar es tiempo para explorarlo todo. Cuba es un país diferente a todos los demás, y eso tiene sus pros y sus contras. Pro: experiencia única, país en plena transición, situación política y económica cambiante, lo que lo hace bastante interesante. Contra: experiencia que no servirá de mucho de cara a otros países, porque especializarte en un mercado como Cuba implica unas posibilidades más limitadas que otros mercados. La carga de trabajo no es muy alta, por lo que puede que a algunas personas les resulte frustrante a ratos. Es recomendable conocer el país de antemano fuera de un contexto turístico, para tener cierta idea de dónde uno se está metiendo, que esto no es todo fiesta, playa, sol y mojitos, sino que vienes a vivir y currar un año aquí, con todo lo que ello implica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.