Coste de la vida MIAMI 2008-2009

DOTACIÓN: 30.000 €. Dan para vivir sin problemas, en un buen piso en Miami Beach, algún viaje al mes e incluso ahorrar un poco.

IDIOMA: Pese a tratarse de EEUU casi todo el mundo habla español. Existen cursos de inglés gratuitos que comienzan cada tres meses.

OFICINA: Está ubicada en Coral Gables, a media hora de Miami Beach y unos 20 minutos del Downtown. Es una zona de oficinas chula, con edificios no muy altos y muchos parques.

ALQUILER: El procedimiento para alquilar un piso es farragoso. Se tiene que contactar con un realtor que te muestra varios pisos y, una vez que eliges el que quieres, tienes una entrevista con el director del condominio para que te den el visto bueno y te expliquen las normas (que en Miami Beach suelen ser muchísimas). Los precios oscilan, siempre hablando de Miami Beach que es donde viven todos los becarios, entre los 500 y los 1400 dólares, según la zona, el condominio y si se comparta o no. En general suelen tener muy buenas instalaciones (gimnasio, piscinas, etc).

GASTOS DE LUZ, AGUA Y GAS: Varía según el contrato que firmes. Lo más caro suele ser la electricidad porque el aire acondicionado es fundamental. Se suele gastar entre 50 y 100 dólares de electricidad según la época del año y el tamaño de la casa. El gas no creo que se utilice apenas (al menos en los pisos que yo he visto) y el agua suele estar incluida, por lo que solo habrá que estar atentos al gasto de electricidad.

INTERNET: Se pagan unos 30 dólares por una buena conexión (creo que de 8 megas). Te dan un router pero que no tiene wire-less por lo que si se quiere tener conexión inalámbrica se debe comprar un router distinto, que suele costar unos 80 dólares y te lo proporciona la propia empresa.

TELÉFONO: El teléfono fijo no lo sé. En cuanto a móviles, existen varias opciones. La mayoría de becarios tiene MetroPCS que por entre 35 y 50 dólares (según se haga un plan familiar o no) tienes llamadas y mensajes ilimitados a todas horas. También se puede con AT&T, que tiene la ventaja de tener cobertura en todo el país, y que es conveniente si se hace un uso “normal” del teléfono ya que se paga muy poco por llamada (10 céntimos el minuto).

ROPA: La ropa en Miami Beach suele costar más o menos lo mismo que en España. Existen dos tiendas de descuento (Ross y Marshall) en donde hay ropa de marcas conocidas muy barata, pero pocas tallas, colores, etc. En los Malls se pueden encontrar outlets de marcas conocidas con muy buenos precios, pero están ubicados en las afueras de Miami, a media hora por lo menos.

CESTA DE LA COMPRA: Se puede gastar unos 100 dólares por semana (menos si se va a medias con otra persona) y tendrás comida para la casa y para llevarte al trabajo.

CERVEZA/VINO/OTROS: La cerveza no suele costar menos de 3 dólares, y si se trata de un bar un poco más molón no baja de 7 dólares. Las copas son malísimas y muy caras. Rondan los 15 dólares en vasos de cumpleaños llenos de hielo picados y con refresco aguado.

TÉ O CAFÉ: Lo que más abundan son los Sturbucks, que tiene precios similares a los de España solo que en dólares. También hay bares pero depende siempre de la zona en la que te muevas. En la playa suele ser caro y un café no baja de 3 dólares. En la zona del trabajo se puede conseguir por algo menos.

TABACO: No fumo, pero creo que cuesta cerca de 5 dólares. De todos modos, están a punto de aprobar un nuevo impuesto que elevará aún más el precio, según pude leer en la prensa.

TRANSPORTE PÚBLICO: Prácticamente inexistente. Dentro de Miami Beach hay un autobús local circular que cuesta 25 céntimos y es bastante práctica. Para distancias más largas es impensable porque está muy mal comunicado y las frecuencias son malísimas. En Miami es imprescindible contar con un coche por tratarse de distancias grandes y no existir un sistema de transporte público en condiciones.

TAXI: La bajada de bandera son unos 2,50 dólares. Ir al centro cuesta unos 15 y dentro de la playa te mueves por 10. Hay que contar con la propina que suele ser un porcentaje de lo que te cueste el viaje y que no la incluyen, por lo que es voluntaria (no en todos lados es así, de ahí que lo resalte).

ENTRADA A DISCOTECA: Si al portero le gusta tu cara y decide que vas a entrar, sueles pagar unos 20 dólares. Hay lugares más baratos en el centro, e incluso gratuitos, pero para las discotecas estándares se suele pagar eso.

CINE: 10 dólares. En Miami Beach solo hay un cine y las películas son todas en inglés y sin subtitular.

LIBROS: Cerca del trabajo hay una librería, y en la playa otra. De todos modos, el que sigue comprando allí probablemente es porque no conoce Amazon.

VIAJES: Los viajes por EE UU suelen costar entre 200 y 250 dólares, más o menos. Depende también de los trayectos ya que ir a la costa oeste es algo más caro (a partir de 300) y también depende del precio del petróleo. Aquí ajustan mucho los precios según cómo esté la gasolina por lo que diga hoy puede quedarse desfasado para el año que viene. Ir al Caribe cuesta más o menos lo mismo, unos 250 dólares.

GASOLINA: Baratísima. En la actualidad está a 2 dólares el galón, que creo que son 3,8 litros o así. Nosotros gastamos unos 25 ó 30 dólares a la semana, usándolo para ir a trabajar y para movernos un poco el fin de semana.

COMIDA/CENA: Se suele comer por unos 15 dólares. El tema de los precios hay que verlo con cuidado porque nada incluye las famosas taxes ni la propina, por lo que cualquier precio suele ser unos 4 dólares menos de lo que te costará realmente. Durante los días de semana se puede comer por 7 dólares e incluso por 5 ó 6. Hay un supermercado frente a la Oficina que vende menús por 6 dólares, pero no suele estar muy buena la comida.

GIMNASIO: Las urbanizaciones suelen tener su propio gimnasio.

VALORACIÓN: La ciudad es muy buena para venirse de vacaciones. Para estar un año es algo decepcionante, sobre todo si se viene (como suele ser el caso) con expectativas desmesuradas. No ofrece muchas cosas para hacer más que ir a la playa y darse paseos viendo “gente guay”. La oferta cultural es prácticamente inexistente y los que vienen pensando en la fiesta suelen llevarse una enorme decepción. Por el contrario, todo el año es verano, se vive en condominios muy buenos y la comunidad española es inmensa, por lo que siempre están organizando actividades. No es mal destino, pero es clave no llegar con expectativas desmesuradas (evitar ver series y películas que transcurran en Miami porque la decepción es directamente proporcional al número de las mismas que haya visto el becario).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.