Show me the money Sidney 2008-2009

Los precios van en dólares australianos porque en euros no sabría qué poner. Cuando llegué 1 euro eran 2 dólares, y cuando me fui no llegaba a ser 1,50.

DOTACIÓN: 28.000€ para 2009-10 aunque en mi año eran 30.000€. Dan para vivir aunque algún que otro mes con exceso de viajes u otros vicios se puede pasar un poquito justo.

IDIOMA: Inglés

OFICINA: El horario era de 8 a 15.30 con media hora para comer. Hay 2 administrativos, 2 analistas, secretaria, ordenanza, consejera y becarios, que varían desde 11 en 2009 hasta 6 en 2010, contando ICEX y regionales. Está en el barrio de Edgecliff que está un poco en medio de ninguna parte, pero tiene una parada de bus y otra de tren justo debajo, puestecillos para comprar comida y un supermercado al lado. Se puede llegar andando desde la ciudad si no vives muy lejos y te gusta caminar. La Consejera cambia este año, así que cualquier cosa que se diga sobre el trabajo ya no servirá de nada para los siguientes.

ALQUILER: Lo normal es alquilar una habitación en un piso compartido. Los más ricachones pueden plantearse coger un apartamento para ellos solos, pero no es lo normal. Los precios de habitaciones salubres están entre los 200 y los 300 dólares por semana. Recomendaría ponerse de tope 250$ para no sufrir a fin de mes o tener que renunciar a viajar. Se lleva mucho lo de alquilar la habitación vacía y tener que comprar la cama, colchón, armario, etc. Hay mucha oferta de segunda mano y a veces se puede heredar algo de otro becario o de quien viviera antes en la habitación. También hay pisos amueblados, pero no es lo que más abunda.
Se puede vivir en la ciudad o en la playa. Las ventajas e incovenientes son las obvias, más el hecho de que si vives en la playa necesitarás usar sí o sí el transporte público. Los precios de alquiler son más o menos los mismos, aunque en la playa hay menos oferta y tienes que sumar el abono transporte. Hay buses circulando 24 horas todo el año hacia Bondi Beach y personalmente, recomendaría encarecidamente a quien quiera hacer surf a diario (bañarse, nadar, correr por la arena o estar en el skatepark) que viva en la playa. Son unos 30-40 minutos hasta el centro, pero nada más que 15 hasta la oficina.
En la ciudad, los barrios más populares suelen ser Darlinghurst, Paddington, Potts Point y Surry Hills.

LUZ, AGUA Y GAS: A veces va todo incluido en el alquiler y otras veces no. El agua normalmente no se paga porque la paga el casero. La luz no suele subir mucho, yo calculo que pagaría unos 30$ al mes en estos gastos.

CLIMA: Primera sorpresa al llegar a Sídney: En invierno llueve, hace frío y viento. No vale traer sólo ropa de verano. Hay que hacer una maleta variada e incluir chubasqueros y cazadoras. Cuando pega el sol, pega a 30º pero hay muchos días malos también, y para viajar conviene tener ropa de todo tipo porque hay mucho cambio de clima de una zona a otra. Además en invierno anochece rapidísimo y parece que a las 6 ya no puedes hacer nada.

INTERNET: De lo peor de este país. Se paga por velocidad y límite de descarga mensual. Cuanto más quieras, más pagas. Empieza a haber tarifas planas, pero en general es carísimo para el pésimo servicio que ofrece. En la oficina por suerte va muy bien…

TELÉFONO: Una tarjeta de recarga de 29$ te da 150$ de saldo. Si no estás todo el día hablando con España, te da de sobra para un mes (porque las recargas caducan al mes). Además siempre hay ofertas tipo “150$ gratis al mes de Vodafone a Vodafone” así que conviene que el grupo de amigos sea todo de la misma compañía. Para comprar un terminal es más o menos como en España, al comprar la tarjeta te hacen ofertas, aunque mucha gente se lo trae de casa liberado. También hay móviles con Skype, que son una buena opción para los enamorados en la distancia, jaja.

ROPA: Mucho más cara que en España. No hay nada de cadenas europeas: ni Inditex, ni H&M, ni nada, solamente Mango. Pero hay muchas cadenas australianas del mismo tipo, o incluso más guays, aunque los precios son bastante caros para nosotros. Lo bueno es que también hay muchas, muchísimas tiendas de ropa china (y zapatos), mucho más cutre pero muy barata, y tiendas como Supré (tipo Primark) que valen para saciar el ansia de comprar ropa. Lo que es barato es la ropa de marcas surferas, en comparación con las no-surferas, pero aún así los precios no salen tan rentables como para hacer trapicheos por Ebay con Europa Smile

CESTA DE LA COMPRA: Más o menos como en España (cambiando el € por $), aunque hay cosas que son mucho más caras como los lácteos, pero nada prohibitivo. Se puede encontrar casi de todo en las tiendas “groumet” o importadores de productos españoles, desde jamón hasta sidra, aunque los precios no son precisamente como para comprar todos los meses.

COMER FUERA: A mi me parece bastante barato. Por 15$ cenas en cualquier restaurante normalito. En la oficina se rumoreaba que pillar comida abajo todos los días era más barato que hacértela en casa, aunque provenía del sector vago para cocinar. La verdad es que con 4-5 dólares en el chino te ponías a reventar, y por un poquito más comías en cualquiera de los otros puestos.

CAFÉ/TÉ: Mucho Gloria Jeans, que es el Starbucks australiano (que también hay) y donde te clavan 5 dólares por un café tranquilamente. En el mismo formato y por el mismo precio venden mucho zumo de frutas, granizado, batido, smoothie y té helado riquísimo. En la oficina hay (o al menos había) una máquina de Nespresso para que cada uno se haga su café.

CERVEZA, VINO Y OTROS DESTILADOS: Aquí ando perdidísima (bicho raro). Sé que el alcohol va con dosificador, así que lo que te echan es prácticamente nada y por eso se lleva mucho más lo de las cervezas y el botellón previo. Me aventuraría a decir que una cerveza son 5 o 6 dólares, pero puede que me confunda. El alcohol sólo se vende en los Bottle Shop y si vas visiblemente borracho es muy probable que no te dejen entrar en los bares, que te echen, o que los camareros no te sirvan más alcohol. Ah, les encanta el vino y lo beben en todos los lados, incluidas discotecas.

TABACO: Igual de perdida, pero creo que son 10-15 dólares por cajetilla (aunque creo que son más grandes que en España)

TRANSPORTE: En Sídney hay bus, tren (como si fuera metro), tranvía, monorraíl y ferry. A efectos prácticos sólo nos interesan los buses y trenes. Si vives relativamente céntrico puedes librarte de usarlo si te gusta caminar. Aún así siempre conviene tener un pase de 10 viajes para el bus que son 16$. Si vives más lejos (Bondi Junction, Bondi Beach…) te tocará pagar transporte sí o sí. El multimodal semanal son 40$.

TAXI: No entiendo muy bien sus tarifas porque vayas donde vayas nunca son menos de 20$. Aún así se usan bastante, sobre todo para volver a casa de noche e ir hasta el aeropuerto. Nunca conocen la calle a la que vas y tienes que decirles tú por dónde llegar.

DISCOTECAS: Se suele salir más por bares que por discotecas, y por eso nunca cobran entrada. En los sitios que se cobra son unos 10$, pero sin nada a cambio. Hay muchas zonas para salir dependiendo de gustos.

CINE: Creo recordar que 17$ y 12$ el día del espectador. Las pelis ni que decir tiene que son en inglés, aunque en algunos cines más pequeños ponen pelis de otros países en VOS. Además hay festivales de cine de todos los países, desde español hasta japonés pasando por ruso. Hay muchos cines por toda la ciudad.

LIBROS: Los libros de bolsillo y de lectura rápida son muy baratos, los que son un poco más currados son más caros, pero asequibles. Hay mucha librería gigante tipo Fnac y algunas pequeñas con mogollón de encanto y cafetería incluida que son geniales (zona Paddington principalmente). Buscar libros en otro idioma que no sea inglés puede ser un poco complicado, pero no imposible.

VIAJES: Para moverte por Australia necesitas sí o sí ir en avión. Los precios no son súper baratos, pero se viaja. Un billete ida y vuelta suele rondar los 300$, aunque si estás avispado puedes pillar buenas ofertas, y hay destinos como por ejemplo Melbourne a los que puedes viajar por 50$ (no siempre). Las distancias son muy largas y las zonas muy extensas, así que el mayor problema para viajar son los miserables días de vacaciones de becario. Hay muchos días de fiesta que suelen caer en lunes o viernes y se aprovechan para hacer viajes de fin de semana largo. También se lleva mucho lo del doblete: salir de la oficina directo al aeropuerto y volver el lunes en el primer avión sin haber dormido y sin pasar por casa ni para ducharte. También se “trapichea” con las ferias, que si caen en fin de semana luego te devuelven el día libre.
Lo normal es coger un coche de alquiler o una autocaravana para recorrer la zona a la que se vaya, así que conviene juntarse un grupo numeroso para ahorrar. Albergue, bocata y plato de pasta en camping-gas son grandes clásicos también porque todo es bastante caro cuando se viaja. Las vacaciones largas se suelen aprovechar para ir hasta Nueva Zelanda y recorrerse el país el caravana (viaje imprescindible) y los fines de semana largos se usan en Australia. Teniendo en cuenta que de Sídney a Perth hay 4-5 horas en avión, con haber recorrido toda la zona de la mitad al Este del país nos podemos conformar. Los muy suertudos o muy bien organizados con los días pueden hacerse también algún viajecito a las islas del Pacífico (Fiji principalmente) o algún punto de Asia como Bali, Tailandia o Japón, que de dinero salen bien, pero de tiempo fatal.

GASOLINA: Nadie tiene coche en Sídney, pero en muchos viajes es casi imprescindible alquilar. La gasolina es 1 dólar y algo el litro (como en España pero en dólares).

GIMNASIO: Partiendo de la base que los australianos son los mayores obsesos por el deporte que he visto nunca, hay mucho gimnasio, sobre todo Fitness First, pero por lo que dicen es muy caro. Lo que se lleva aquí es hacer deporte en la calle. Todo el mundo corre por la calle o por los parques y hacen sus tablas de ejercicios en los parques, con alfombrillas, pelotas y guantes de boxeo incluidos. Si tienes mucha mucha suerte, puede que pilles un piso con gimnasio y/o piscina incluidos. Capítulo aparte para el surf.

SURF: Respecto a tablas y trajes, los precios de primera mano son desgraciadamente más o menos los mismos que en España, así que está complicado volver a España con chollos, sobre todo teniendo en cuenta que encontrar un 4/3 en Sídney es misión imposible. Lo que hay es muuuucha venta de segunda mano, y se venden muchas tablas grandes tipo mini-malibú. Los precios van desde 0 hasta 500, así que conviene tener un poco de paciencia y saber lo que se busca.
Las clases de surf están sobre los 90$ por 2 horas, 200$ por 3 días 2 horas cada día. Alquilar tabla y traje 25$ por hora o 50$ por día completo. (Dependiendo de la playa en la que estés pueden bajar un poco los precios).
Sobre las zonas, la playa surfeable más cercana y accesible desde Sídney es Bondi Beach, aunque las olas no son la repanocha y siempre está llena de gente. A 5 minutos andando hay un pequeño spot para bodyboarders también (Mackenzies Bay) Mucho más al sur está Maroubra que es una buena opción para los fines de semana pero necesitas un medio de transporte, y a una hora en tren está Cronulla, visita obligada de bodyboarders por Shark Island. En el norte de Sídney hay muchas playas surfeables, empezando por Manly, que es un barrio en el que se podría incluso vivir, pero implicaría tener que coger el ferry todos los días para ir a trabajar y vivir un poco lejos del ambientillo de fin de semana. Hacia el norte están Curl Curl, Dee Why, Avalon… que están muy bien pero o vas en coche o te eternizas.

MASAJES: ¡Aquí también hay masajes! Chinos y tailandeses tienen puestecillos por toda la ciudad y te dan estupendos masajes a precios asequibles: cuello, hombros y espalda 30 minutos por 30$.

VALORACIÓN: Supongo que lo que cabe esperar de Australia. Un país precioso en el que la calidad de vida es buenísima. Con la beca podrás conocerlo bastante bien y vivir un buen año sin pasar penurias pero volviendo con la cuenta a cero. Hay mucho español, así que lo de aprender inglés va un poco con el esfuerzo que quiera hacer cada uno. La oficina no es precisamente la más visitada ni demandada del planeta, pero se suele generar bastante trabajo (no muy interesante para mi gusto) como para no estar de brazos cruzados. Definitivamente pienso que es un destino para disfrutarlo muchísimo más personalmente que profesionalmente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.